Wicked

COMPARTIR 
Víctor M Tolosa 30/05/2014 03:02
Wicked

Me quedé sorprendido al ver el profesionalismo y entrega de Danna Paola en el musical Wicked. Me refiero a ella, porque desde que fue seleccionada por los mismos productores norteamericanos para realizar el personaje de Elphaba, fue muy criticada y hasta muchos auguraban el fracaso de la chica, pero a lo largo de 237 representaciones, que se celebraron el pasado miércoles, teniendo como padrinos a Bianca Marroquín, actriz que ha destacado en musicales en los Estados Unidos como Chicago,  Carlos Rivera, quien estuvo en España haciendo el personaje central de El rey león y la periodista y conductora Martha Debayle, la cantante y actriz, les ha callado la boca a todos esos que hablaron sin conocimiento de causa.

La puesta es: ¡Espectacular! Y la califico así porque muy pocas veces, casi nunca, nos atrevemos a reconocer el buen trabajo que se realiza en nuestro país. Muchos me han dicho que está igualita a la de Broadway, aunque yo diría que está mejor la de aquí, pues es nuestro elenco, nuestro teatro, nuestros productores, nuestros técnicos, nuestro talento y ¡qué talento!, porque todos, absolutamente todos, están sensacionales, todo trabaja como un reloj, igualito al de la escenografía central.

Danna Paola y Ana Cecilia Anzaldúa alternan el papel de Elphaba y Ceci de la Cueva y Majo Pérez, el de Glinda. Ellas son las cuatro principales de este musical que ha llegado a conquistar a México, después de más de diez años de haber triunfado en Nueva York. Y qué decir de Anahí Allué quien hace el personaje de Mórrida, la directora de la escuela de Shiz, en la tierra de Oz. En esta ocasión el personaje de El mago de Oz lo hizo Beto Torres y en el papel de Fiero,  Jorge Lau, el galán vanidoso, simpático y sin preocupaciones.

El musical nos cuenta la verdadera historia detrás de las brujas de la mítica tierra de Oz, mucho antes de la llegada de Dorothy en la película por todos conocida, El mago de Oz, la cual fue protagonizada por Judy Garland en 1939.

El mensaje de la comedia musical es muy positivo, pues nos enseña el valor de la amistad, que, a pesar de las diferencias de raza, color y condición social, es el amor quien se encarga de romper todas las barreras. La bruja buena representa a la frivolidad y las apariencias, mientras que la supuestamente mala, la diferente por ser verde, es quien demuestra más amor por todos. Los 34 integrantes del ensamble de esta obra demuestran un gran profesionalismo a lo largo del musical que dura alrededor de dos horas. Cuando uno está sentado en la  butaca del teatro viendo esta obra, es como estar soñando, viviendo la magia, los textos, las actuaciones, la tecnología y la música interpretada por 31 músicos, bajo la dirección del maestro Isaac Saúl, quienes nos llevan a un viaje muchas veces soñado por muchos de nosotros, el de las brujas y Oz. Algo sí le puedo decir con seguridad, que las traducciones y adaptaciones de las canciones están bien realizadas por Marco Villafán. La obra tuvo una inversión de alrededor de 55 millones de pesos, el cual se invirtió en remodelaciones del teatro, 20 cambios escenográficos, 204 cambios completos que incluyen 816 piezas de vestuario, 170 pares de zapatos, 62 sombreros y 140 pelucas. Wicked es una maravilla que está en escena en nuestro país, con nuestro talento y con un público que le rinde honores a todos los que hacen posible cada función, ovacionando de pie al final del musical y eso es muy emotivo, porque es el mejor pago que pueda tener cualquier actor y técnico, de una muy buena puesta en escena. Nos leemos el próximo lunes y nos escuchamos en: www.onceonceradio.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red