Jesús, un guapo en cine

El protagonista siempre es importante para mejorar la taquilla.

COMPARTIR 
Víctor M Tolosa 18/04/2014 00:01
Jesús, un guapo en cine

¿Cuál sería el verdadero rostro de Jesús? La verdad es que estamos más acostumbrados a creer que Jesús era superguapo, un tipo muy parecido a Brad Pitt. Y es que, Hollywood ha marcado a un Jesús bastante guapo, aunque ha habido sus excepciones como sucedió en La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese, donde el protagonista fue Willem Dafoe, pero en las demás producciones siempre hemos visto un Jesús bien parecido. La mayoría de las cintas nos han ofrecido algo diferente, singular y peculiar en sus producciones, que finalmente dan excelentes resultados en taquilla. Hoy, la industria del celuloide nos está presentando una versión más de la vida y pasión de Cristo en El hijo de Dios, donde vemos, ahora, a un Jesús latino, esto ha generado a un Jesús Latin Lover, por lo que la cinta ha logrado obtener una jugosa taquilla no sólo en EU, sino también en México. Esta nueva producción tiene como actor central al portugués Diogo Morgado, apuesto, musculoso, guapo, de 1.90 metros, quien ha incursionado en el modelaje, también trabajó en la miniserie La Biblia, de History Channel. Al nuevo Jesús lo han calificado como demasiado sexy y apantallante, justo lo que se busca en Hollywood, para que una película sea lo suficientemente taquillera y sucedió, según los últimos reportes muestran que lleva más de tres millones de dólares recaudados, superando a la última cinta que se hizo de Jesús producida hace diez años, por Mel Gibson, La pasión de Cristo. La mayoría del público asistente ha sido femenino, muchas dicen que “con ese Cristo, sí llegarían a ser fieles católicas” ¿Deseo o lujuria? ¿Es pecado, no? Pero olvidando los pecados capitales, eso es lo que hace y ha hecho el cine, pues éste no es el primer Jesús sexy que existe en la historia, recordemos a Jeffrey Hunter en el papel de King of Kings, en 1961; James Caviezel en La pasión de Cristo. Todas escogen a tipos musculosos, guapos, interesantes, para que la cinta sea la taquillera, es la mercadotecnia y no se puede hacer nada sobre esto, ha sido así desde hace años. Es más, México ha sido también contribuyente, al contar esta legendaria historia de Jesús en el cine y, también, ha escogido a tipos guapos para hacer a Cristo, ahí tenemos cintas como El mártir del Calvario, con el actor Enrique Rambal, quien era el galán de moda y que, por cierto, fue en esta cinta donde por primera vez un mexicano hizo el papel de Cristo, ya que en las anteriores, sólo había sido ejecutado por actores españoles, pues existía la creencia que el personaje estaba reservado para ellos, pues los españoles habían traído el catolicismo a México. El proceso de Cristo, la hizo Enrique Rocha, otro galán del cine mexicano y Claudio Brook hizo a Cristo en Jesús, nuestro Señor. O sea que el rostro de Jesús siempre lo hemos imaginado como nos lo han pintado en las películas.

El caso es que el Vaticano no ha dicho nada de las recientes producciones, quizás el uso de galanes en la historia de Jesús atrae más feligreses a la Iglesia.

Por cierto, la comedia musical: Godspell que nos muestra una serie de parábolas extraídas del evangelio de San Mateo, intercaladas con música moderna inspirada en los antiguos himnos cristianos, está en México, montada por dos buenos productores, Guillermo Wiechers y Juan Torres, quien está cumpliendo diez años de trayectoria teatral. La obra está integrada por: José Ron, Ana Victoria, Óscar Schwebel y Alex Sirvent  en el nuevo Teatro Milán de Mariana Garza y Pablo Perroni. ¡Una buena opción para este fin de semana!

Comparte esta entrada

Comentarios