Cuarón, Yakiri y la semiótica

COMPARTIR 
Victor Gordoa 12/03/2014 02:22
Cuarón, Yakiri y la semiótica

El primero es el ganador del Óscar al Mejor Director, la segunda es una víctima del machismo y la tercera es la ciencia de los signos, así que hoy y aquí voy a intentar demostrarle que los tres están interrelacionados, por lo que le invito a que siga leyendo.

Semiótica Digerida…

A cualquier cosa que manda un mensaje que usted pueda entender se le llama signo. Esto quiere decir que para que algo sea llamado signo antes tuvo que haber cumplido con tres requisitos: 1) Que exista algo (medio) 2) Que envíe un mensaje (objeto) y 3) Que alguien pueda entenderlo (intérprete), siendo estos tres elementos indispensables, de tal manera que si falta cualquiera de los tres el signo no existirá. Signos son una cruz pequeña que quiere decir sumar, una letra E cruzada por una diagonal que significa (¿ahora entiende esta palabra importantísima?) no estacionarse, o también una especie de S cruzada por un eje vertical que usted entenderá como signo de pesos. Ahora bien, cuando un signo le envía un mensaje mucho más complejo y profundo y además muchas otras personas pueden entenderlo de la misma manera, ese signo se convertirá en un símbolo. Se lo diré más fácil todavía: cuando un signo representa algo más profundo, entonces es un símbolo. Ejemplos de símbolos serán la Cruz Católica, la Estrella de David, el Ángel de la Independencia, la bandera estadunidense, Marilyn Monroe o Nelson Mandela. Todo lo anterior es terreno de la Semiótica, la ciencia de los signos y ahora puede presumir de conocer sus fundamentos.

Viva México Cuarones…

México es un país carente de líderes que reúnan las cualidades de logro, simpatía, admiración, autoridad moral y respeto. Es tan grave el hueco anímico que traemos, que si le invito a que piense y me diga un líder mexicano, sé que le va a costar mucho trabajo encontrarlo, y aunque mencione a personas destacadas, difícilmente podrá considerarlas como líderes. Es por esta razón que cuando de pronto un buen domingo el mexicano Alfonso Cuarón gana un premio internacional de altísima visibilidad, inmediatamente nos colguemos de él para tomarlo como un reconocimiento para México, como un premio para todos los mexicanos, aunque ni usted ni yo hayamos colaborado en algo para lograrlo. Este fenómeno de apropiamiento colectivo de un mérito estrictamente individual se da porque el señor Cuarón se convirtió rápidamente en un símbolo para todos los mexicanos, debido a que a usted y a muchos millones más les envió un mensaje muy profundo que entendimos de la misma manera: que en nuestro país existe talento, que para desarrollarlo hay que prepararse estudiando, que además debe realizarse un esfuerzo de muchos años para alcanzar el éxito y que finalmente con él vendrá la consecución de mucho dinero y reconocimiento al mérito personal.

La heroína Yakiri…

Yakiri Rubio fue violada por un macho imbécil que pagó con su vida su abusivo intento. Simplemente Yakiri lo mató en defensa de su integridad personal, pero la injusticia mexicana la encarceló hasta que la indignación popular magnificada en las redes sociales dio visibilidad a su caso y la liberó de las garras de un sistema judicial profundamente anacrónico. El pasado Día de la Mujer ella se convirtió en una líder moral al encabezar una marcha de protesta en la que su persona fue adoptada como símbolo de la lucha contra el abuso masculino. Yakiri gozó de inmediato de una credibilidad fáctica que ahora deberá aprovecharse con mucha sensibilidad y cuidado. ¿Qué mujeres con poder deberían apoyar su causa? Hay muchas, pero Angélica Rivera podría adelantarse, ¿no cree usted?

                *Rector del Colegio de Imagen Pública

                @victor_gordoa

                imagenpublica.mx

Comparte esta entrada

Comentarios