Nadie gana, todos pierden

En Michoacán, los dos partidos que han gobernado, PRD y PRI, están en el ojo del huracán.

COMPARTIR 
Vianey Esquinca 03/08/2014 00:42
Nadie gana, todos pierden

¿En qué se parece Michoacán y el Distrito Federal? En que aunque son 18 estados los que tendrán elecciones el próximo año, en estas dos entidades los golpes, las jugadas políticas y las circunstancias los han convertido en verdaderos laboratorios electorales.

Michoacán se ha mantenido en las primeras planas de la prensa nacional en los últimos meses. Las dos últimas razones que acapararon la atención mediática fueron el caso del malogrado albergue La Gran Familia y la difusión de un video donde aparece Rodrigo Vallejo, hijo del exgobernador.

Y aun cuando la PGR no haya definido su situación jurídica y sólo esté declarando sobre sus supuestos vínculos con el crimen organizado, el también llamado Gerber ha sido declarado ya culpable por la opinión pública, porque no resulta coherente verlo cheleando plácidamente con Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, mientras estaba “levantado” y amenazado de muerte, como él mismo dijo.

Pero dándole el beneficio de la duda, también puede ser que en un tiempo récord y nunca antes visto, haya desarrollado el síndrome de Estocolmo estableciendo un vínculo de confianza y complicidad con su secuestrador. También que ese momento de crisis le haya despertado al Al Pacino que lleva dentro y sacado su mejor actuación para demostrar que él no tenía miedo.

En Michoacán, los dos partidos que han gobernado, PRD y PRI, están en el ojo del huracán. Sus funcionarios han sido señalados e investigados, sus administraciones han sido infiltradas por el narcotráfico.

En el Distrito Federal, el cierre de la Línea 12 y el programa Hoy No Circula Sabatino, así como la percepción de inseguridad han hecho que el PRI y el PAN se froten las manos y saliven respecto a las elecciones de 2015. Sin embargo, aunque el PRD debería estar poniendo sus barbas a remojar, sabe que el tricolor todavía no repunta y muy probablemente el nuevo dirigente del PRI capitalino no tendrá tiempo para recomponer la estructura destruida de este partido. Además no se puede sacudir fácilmente la imagen tan repudiada del exdirigente Cuauhtémoc Gutiérrez.

En ambas entidades el PAN sería quien podría aprovechar estas circunstancias, pero está tan minimizado, con tantos escándalos de sus militantes que van desde abusos sexuales en Brasil, fiestas en la Rotonda de las Personas Ilustres, movimientos pro nazi, que definitivamente en Michoacán y Distrito Federal nadie gana, todos pierden.

Día de campo con víbora incluida

En la Cámara de Diputados, las leyes energéticas han sido aprobadas una a una con mucho debate, pero sin grandes sobresaltos. Las dos cabezas opositoras más visibles, Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas, han tenido tan bajo perfil, que han levantado sospechas.

Incluso el líder moral del PRD explicó que no había asistido a la manifestación que organizó su partido el lunes pasado porque tenía una agenda personal que cubrir y López Obrador ha utilizado su Twitter como oficina de prensa.

Lo notorio han sido las largas horas dedicadas a la discusión y aprobación de las leyes reglamentarias y que el viernes el PRD, PT y MC tomaron la tribuna para denunciar falta de quórum. De ahí en fuera, el PRI y el PAN han vivido un verdadero día de campo.

Y en un día de campo no pueden faltar los insectos y los reptiles. Una víbora fue encontrada en la Cámara de Diputados. Seguramente algunos lectores señalarán que eso no es novedad, que hay 500 y que nadie se espanta. Sin embargo, en esta ocasión fue un verdadero reptil que seguramente se sintió en casa y quiso ocupar una curul más. Inmediatamente Protección Civil del recinto la retiro y más de uno pensó ¡mejor llévense a uno de los 500 legisladores y déjenla a ella!

Incluso hubo quienes afirman que el equipo de la diputada Elizabeth Vargas Martín del Campo también conocida como Dipucatres o Ladycatres, fue quien corrió a darle una cordial bienvenida a la nueva víbora del recinto y aprovechó para venderle un catre de 900 pesos, de esos que anda ofreciendo para que los legisladores se echaran una pestañita durante las sesiones maratónicas.

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red