Misión México, australianos marcando la diferencia en México

Desde su fundación, la organización ha ayudado a transformar las vidas de más de 250 niños y niñas.

COMPARTIR 
Tim George 25/02/2014 00:00
Misión México, australianos marcando la diferencia en México

En mi columna de esta semana quisiera contarles acerca de Misión México, un albergue en Tapachula, Chiapas, que brinda un hogar amoroso y estable para niños y niñas en situación de riesgo durante el tiempo que lo necesiten.

Me complace sobremanera que existen sólidos vínculos entre Misión México y Australia. Dichos lazos tuvieron su inicio en el año 2000, cuando la pareja australiana conformada por Alan y Pamela Skuse dejaron su hogar en el estado australiano de Queensland para colaborar como voluntarios en un albergue en Tapachula durante un año. Cuando la organización para la cual estaban brindando su apoyo cerró sus puertas seis meses después, los Skuse se vieron obligados a tomar una decisión que cambiaría sus vidas para siempre: regresar a Australia o asumir el reto de atender a los siete niños que ya no contarían con un lugar donde vivir y que precisaban cuidados y atención de tiempo completo.

Alan y Pamela decidieron quedarse en México, y fue así como nació Misión México. La organización brinda un hogar seguro y amoroso para menores de todas las edades que hayan padecido abusos, hayan carecido de atención y cuidados, que sean huérfanos o que hayan sido abandonados. El número de menores en Misión México cambia constantemente, pero en promedio Misión México cuida de entre 40 y 50 niños y niñas de manera permanente. Desde su fundación, Misión México ha ayudado a transformar las vidas de más de 250 niños y niñas.

Cuando arriban a Misión México, con frecuencia los niños y niñas han perdido la confianza y la fe en el mundo. Alan y Pamela han encontrado una manera única y muy australiana de restablecer su fe y confianza: mediante la práctica del surfing. El programa de surfing de Misión México inició en el año 2003, cuando el Sunshine Beach Surf Life Saving Club en Australia les hizo una donación de tablas para rescate y salvavidas. Alan y dos de sus hijos empezaron a enseñarles a los niños a surfear, y el programa empezó a despegar verdaderamente cuando voluntarios organizaron más tablas para surf y se empezaron a impartir clases formales.

Desde entonces, mediante generosas donaciones procedentes de Australia (incluyendo de Norm Innes, el extitular de la muy reconocida y famosa marca de ropa deportiva Quiksilver) y del resto del mundo, los niños y niñas en Misión México han empezado a remontar las olas en la costa de Chiapas. Inclusive han recibido lecciones de los surfistas profesionales estadunidenses Cheyne Cottrell y Brian Noell, y algunos de los estudiantes han viajado a Australia bajo el patrocinio de becas para tomar clases de inglés, natación y salvamento de vidas en playas donde se practica surfing.

La Embajada de Australia en México se complace enormemente de haber brindado asistencia a Misión México a lo largo de los años mediante su Programa de Ayuda Directa (DAP, por sus iniciales en inglés). Este año la Embajada aportará fondos para remplazar el techo del área del comedor y la veranda. El año pasado la Embajada contribuyó con dotar a Misión México de toldos para sombra para que así los niños y niñas puedan realizar actividades deportivas en exteriores y a la vez contar con protección del sol y la lluvia. Recientemente la Asociación de Cónyuges Diplomáticos en México también ha brindado su apoyo a Misión México mediante la dotación de paneles solares para tejados.

Los invito a que visiten el sitio web de Misión México en http://lovelifehope.com y conozcan más acerca de la organización y la labor que realizan.

Espero sus comentarios en downunder.mexico@dfat.gov.au o en Facebook.com/ausembmex.

Embajador de Australia en México.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red