La celebración de la Navidad en Australia

Santaclós a veces es visto entregando regalos el día de Navidad, vestido sólo con una playera y traje de baño.

COMPARTIR 
Tim George 17/12/2013 00:00
La celebración de la Navidad en Australia

A los australianos nos encanta la Navidad. La primera celebración oficial de la Navidad en Australia —o, como decimos en inglés, en Down Under— tuvo lugar el 25 de diciembre de 1788 en una ensenada de la Bahía de Sydney, conocida como Sydney Cove. Después del servicio de Navidad, el gobernador Arthur Phillips y sus oficiales cenaron espléndidamente y brindaron a la salud del rey de Inglaterra y su familia, mientras que la mayoría de los primeros habitantes de raza blanca de Australia (en su mayoría convictos) recibieron únicamente sus raciones habituales de alimentos.

Desde aquel entones, la tradición de la Navidad en Australia ha evolucionado significativamente. Mientras que muchísimas personas aún siguen asistiendo a servicios religiosos que celebran el nacimiento de Jesús, y un gran festín siempre es el elemento central de las celebraciones de las familias, la naturaleza de estas celebraciones ha desarrollado algunas características únicas desde el nacimiento de la Australia moderna.

El clima es algo que ha tenido una enorme repercusión en la manera en la cual celebramos la Navidad en Australia. Mientras que nuestros amigos en Europa y Norteamérica con frecuencia celebran las fiestas decembrinas al lado de una chimenea mientras que afuera cae la nieve, las temperaturas en Australia en esa época del año se ubican entre 30 y 40 grados Celsius.

Dado el riesgo de golpe de calor que representa ponerse un traje de gruesa tela roja durante el verano, Santaclós a veces es visto entregando regalos el Día de Navidad vestido sólo con una playera y traje de baño. En vez de una cena tradicional con un asado, hoy en día la mayoría de los australianos prefieren comer mariscos, carne a la parrilla y postres fríos. En vez de quedarse en casa, muchas personas disfrutan sus días de asueto acampando o pasan el día en la playa, en los parques locales o en sus jardines. La famosa playa Bondi Beach en Sydney se ha convertido en el lugar donde el día de Navidad se congregan decenas de miles de visitantes extranjeros cada año.

Hasta hace apenas 30 años, las celebraciones de la Navidad en Australia se caracterizaban por las fuertes influencias anglo-célticas originales de mi país. Sin embargo, hoy en día las festividades decembrinas reflejan de manera más fiel la enorme diversidad étnica de la población de Australia. Aparte de los servicios religiosos, australianos de todos los orígenes étnicos y culturales participan y disfrutan de una amplia gama de actividades durante la temporada navideña.

Se realizan conciertos de “Villancicos a la luz de las velas” en los parques de las principales ciudades de mi país, a los cuales asisten cientos de personas y miles más los disfrutan por televisión; el juego anual internacional de cricket denominado Boxing Day Test Match, que tiene lugar en el famoso campo de juego Melbourne Cricket Ground, invariablemente transcurre como entretenimiento de fondo mientras los australianos se reponen de la resaca el día después de Navidad, y miles de habitantes de Sydney llevan a cabo días de campo en las orillas de la Bahía de Sydney para admirar el espectacular inicio de la regata anual de veleros entre Sydney y Hobart, que tiene lugar el día después de Navidad.

Ya sea que estemos en casa o en la playa, en un parque o en el extranjero, los australianos nos deleitamos con la oportunidad de celebrar la Navidad con nuestras familias y nuestros seres queridos. En esta ocasión, que celebraré mi primera Navidad en México, quisiera aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos mis apreciables colaboradores y amigos mexicanos por su apoyo y amabilidad durante mi primer año en este maravilloso país. Les deseo a todos que disfruten de unas felices fiestas decembrinas y que el Año Nuevo sea próspero y pleno de salud y bienestar.

Espero sus comentarios en downunder.mexico@dfat.gov.au o en facebook.com/ausembmex.

Comparte esta entrada

Comentarios