La semana que pasó: entre la visita papal a Tierra Santa y el partido amistoso de futbol México-Israel

Entre los gestos sobresalientes del Pontífice se escucharon sus palabras condenatorias de la instigación y el terrorismo.

COMPARTIR 
Rodica Radian Gordon 29/05/2014 00:55
La semana que pasó: entre la visita papal a Tierra Santa y el partido amistoso de futbol México-Israel

Durante esta semana sucedieron algunos acontecimientos cuya diversidad e interés ameritan nuestra atención. Su comienzo estuvo marcado por la exitosa visita a Tierra Santa del papa Francisco, que trajo consigo un fuerte mensaje de reconciliación y coexistencia interreligiosa, mismo que coincidió con las noticias de los ataques antisemitas perpetrados en Bélgica y Francia y el éxito de la extrema derecha europea que se ha fortalecido en las elecciones del Parlamento Europeo.

Entre los gestos sobresalientes del Papa durante la visita se escucharon sus palabras condenatorias de la instigación y el terrorismo, y la visita, fuera de su agenda, al monumento dedicado a las víctimas del terrorismo en el Monte Herzl. Destaca de manera especial la invitación que extendió al presidente Shimon Peres y a Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, a rezar conjuntamente en el Vaticano, invitación que fue aceptada por ambos.

A su vez, bien podemos afirmar que los crímenes de odio cometidos en Bélgica y Francia en inesperada coincidencia con la visita papal muestran la urgencia que tiene el mensaje del Papa contra el antisemitismo en todas sus formas y móviles, para que éste sea ampliamente escuchado.

***

En otro orden de ideas, ayer se llevó a cabo un encuentro interesante y peculiar: el partido amistoso de futbol entre México e Israel. Para Israel este encuentro representa la primera preparación para las eliminatorias de la Copa Europa 2016. La emoción de los jugadores israelíes fue doble: Israel jugó en el pasado dos veces en México, la primera vez en el marco de los Juegos Olímpicos de 1968 y, la segunda, en el Mundial de 1970, que hasta ahora ha sido el único Mundial donde Israel ha participado. Además, por si fuera poco, para los israelíes la experiencia de jugar en la cancha del Estadio Azteca, frente a cien mil personas, es única, ya que la mayoría del equipo nunca ha jugado frente a tanta gente.

Es notable que, por razones políticas, la selección de Israel  haya sido la única que ha jugado en más de dos regiones —que son Asia, Oceanía y Europa— en marcos oficiales de competencias internacionales. Aunque Israel pertenece al continente asiático, como consecuencia del conflicto árabe-israelí, desde fines de los años 70 fue eliminada de la confederación de Asia por la presión ejercida por parte de países árabes y musulmanes. Durante la década de los 80 Israel compitió como parte de Oceanía. En 1992 Israel fue aceptado en la Federación Europea de Futbol, UEFA, y desde entonces participa en este marco en las eliminatorias de la Copa Europa y en las eliminatorias del Mundial. Además, los equipos nacionales israelíes también participan en el marco de la UEFA en diversos campeonatos.

Siendo éste el último partido que juega la selección mexicana rumbo al Mundial de Brasil, aprovecho la ocasión para desearles mucho éxito en los partidos que enfrentará.

*Embajadora de Israel en México

Comparte esta entrada

Comentarios