“El otro soy yo”/“Tiempo de mujeres”: para una sociedad más igualitaria

Con diferentes programas la sociedad israelí busca corregir la condición femenina y romper las barreras que enfrentan.

COMPARTIR 
Rodica Radian Gordon 09/01/2014 00:29
“El otro soy yo”/“Tiempo  de mujeres”: para una sociedad  más igualitaria

Entre los desafíos que enfrenta la sociedad israelí destaca la existencia de crecientes brechas sociales y las vías de cómo superarlas. Este preocupante tema se está abordando en diversos ámbitos: tanto entre las autoridades locales, como en la sociedad civil, en la academia y —por supuesto— a nivel gubernamental. Un lugar preponderante lo tiene, ciertamente, en el sistema educativo. Específicamente, hace un mes el ministro de Educación anunció el lema educativo para 2014, que es “El otro soy yo”. Dicho lema está incorporado en los programas de educación, desde el kinder hasta la preparatoria. Obviamente, la otredad es un tema muy significativo en sociedades multiculturales como lo es la sociedad israelí, compuesta —para mencionar solamente algunos de los grupos sociales— de laicos y ultra ortodoxos; gente nacida en Israel e inmigrantes de cerca de cien países del mundo; judíos, musulmanes y cristianos; así como gente de alto y bajo estrato socio-económico.

En el mismo espíritu, hace dos semanas el Comité Ministerial para símbolos y ceremonias eligió el lema central “Tiempo de mujeres: logros y desafíos para los festejos del 66 aniversario de la Independencia” (8 de mayo de 2014). Es una manera de reconocer y honrar a mujeres por su contribución a la sociedad en diferentes áreas y destacar, en paralelo, los retos que enfrentan mujeres en la sociedad israelí moderna. La decisión, tomada por unanimidad, enfatiza la necesidad de corregir “la condición femenina” con respecto a sus derechos a la igualdad, la violencia en contra de ellas, la diferencia de salarios en comparación con hombres, las barreras laborales, así como también su representación y participación en puestos claves donde el verdadero proceso de toma de decisiones se lleva a cabo.

El lema “Tiempo de mujeres” se manifestará a través de diferentes programas públicos a lo largo del año, e incluso como parte integral del programa “El otro soy yo”, culminando con los festejos oficiales del Día de Independencia. Como cada año, éstos comenzarán con la ceremonia en la cual 12 invitados especiales, elegidos por un comité público, encenderán las 12 antorchas que simbolizan a las 12 antiguas tribus de Israel. Dichos invitados son los “modelos a seguir”, quienes representan las diferentes facetas del lema del año. En 2014 todas ellas serán mujeres, provenientes de todos los estratos sociales.

Es evidente que todo un año no es suficiente para concienciar a la sociedad de la necesidad de reconocer y apreciar la otredad y para cerrar brechas. Para ello se necesitan programas permanentes que mantengan el tema en el foco de la atención pública. No obstante, el hecho de que esta cuestión reciba tanta importancia a nivel gubernamental es en sí una fuerte señal de cuál es el camino que debe seguir la sociedad israelí. Llevándolo hacia otro nivel, el respeto por la otredad es una lección primordial para generar la tolerancia, no solamente dentro de una sociedad, sino para llegar a un mejor entendimiento entre los pueblos.

*Embajadora de Israel en México

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red