Las colonias alemanas en Israel: una espectacular escenografía urbana

La idea detrás del festival de la Fiesta de Fiestas en ese país es crear un armonioso encuentro interreligioso.

COMPARTIR 
Rodica Radian Gordon 26/12/2013 00:30
Las colonias alemanas en Israel: una espectacular escenografía urbana

Una manera de festejar la temporada decembrina desde hace 20 años es a través del festival multicultural conocido como la Fiesta de las Fiestas, organizado en conjunto por el Centro Comunitario Judío-árabe Beith Hagefen y la Municipalidad de Haifa. La idea detrás de la Fiesta de las Fiestas es crear un armonioso encuentro interreligioso, ya que en el mes de diciembre se conjuntan las fiestas de las tres religiones monoteístas. Dentro del festival se encuentran exhibiciones de arte al aire libre, ferias de artesanías y antigüedades, decoración navideña, desfiles navideños, conciertos, teatro en las calles y una amplia muestra gastronómica. Todo esto se lleva a cabo dentro de dos barrios pintorescos en la ciudad: la Colonia Alemana de Haifa y Wadi Nisnas, un barrio mixto de árabes y judíos.

La temporada decembrina es una de las muchas ocasiones durante el año en la cual la Colonia Alemana se transforma en una escenografía espectacular. Dicha Colonia —ubicada en el centro de Haifa— fue fundada por los Templarios, una secta religiosa protestante formada en Alemania durante el siglo XIX, que se estableció en Palestina en la segunda mitad de dicho siglo, con la idea de que su estancia en Tierra Santa haría más rápida la Segunda Venida de Cristo. Los Templarios construyeron sus colonias bajo estrictos principios de planificación urbana e introdujeron industrias locales que trajeron la modernidad a la Palestina Otomana. Durante la década de los 30 (ya bajo el mandato británico), muchos de los Templarios fueron miembros oficiales del Partido Nazi, de modo tal que sus colonias fueron cercadas por los británicos; en 1941 los Templarios fueron deportados y sus construcciones se convirtieron en una zona militar. Actualmente persisten —además de la Colonia en Haifa (la cual fue renovada en 90)— otras colonias en Jerusalén y en el centro de Tel Aviv, en un área que hace 100 años fue las afueras de Yaffo.

La estética que caracteriza a dichas colonias y su meticulosa construcción  han contribuido de manera sustantiva al paisaje urbano de Haifa y de Jerusalén. La Colonia Alemana de Tel Aviv, por su parte, ha tenido una historia distinta, ya que en 1948 sus edificaciones originales se convirtieron en oficinas ministeriales del joven Estado de Israel. En 1978 el gobierno decidió demoler la Colonia de Tel Aviv, comenzando una larga batalla pública que dio sus frutos en los últimos años. La Municipalidad de Tel Aviv ha puesto en marcha un programa masivo de renovación, que incluye la preservación de las fachadas de la gran mayoría de los edificios originales y los jardines del estilo templario dentro de un parque. La planeación urbana también incluye que toda la infraestructura moderna está escondida bajo tierra para mantener la atmósfera de antaño.

Los trabajos de renovación están por terminarse y en los meses venideros la nueva Colonia Alemana albergará tiendas, restaurantes, cafeterías además de museos que cuentan la historia y el proyecto de renovación del lugar. Ojalá que, cuando se abra al público, este espacio se convierta  en  uno mágico, de un modo similar al de sus “hermanos” en Jerusalén y Haifa.

*Embajadora de Israel en México

Comparte esta entrada

Comentarios