Autoridad viola ley con Plan Maestro Granada

COMPARTIR 
Ricardo Pascoe Pierce 02/06/2014 00:09
Autoridad viola ley con Plan Maestro Granada

Primer acto: el 5 de noviembre de 2013, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) anunció, en un boletín de prensa, la firma de un convenio con siete empresas para elaborar el Plan Maestro para Granada, “cuyos resultados y aplicación permitirán disminuir los efectos negativos de la densidad en el lugar y las colonias colindantes”. Para ello, se anunció la suspensión temporal a la recepción de trámites, términos y gestión de solicitudes referentes al Polígono, ante Ventanilla Única de la Seduvi. “De acuerdo con cálculos de la delegación Miguel Hidalgo, cuyo titular, Víctor Hugo Romo, estuvo presente en la firma y externó su apoyo incondicional, se estimó para 2015 una población de 38 mil personas y 12 mil 300 viviendas; sin embargo, a la fecha se contabilizan 77 mil personas y 23 mil 469 nuevos espacios habitacionales”. Según se desprende del boletín, el Plan Maestro atenderá fundamentalmente asuntos de movilidad, y no cambios de usos de suelo autorizando megadesarrollos urbanos.

Segundo acto: el 6 de abril de 2014, el diputado Carlos Hernández Mirón, presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF, anunció la intención de solicitar a Seduvi que prorrogue la suspensión de permisos de construcción en la colonia Granada a través de Ventanilla Única. Ésta petición atiende el hecho de que aún no se cuenta con un Plan Maestro de la zona. Afirmó que ha mantenido un diálogo permanente con los vecinos de la colonia Granada para que, “una vez que se cuente con el Plan Maestro, éste debe cuidar el impacto que el desarrollo (sic) genere no sólo en la colonia Granada sino también en las colonias vecinas”. Mientras en noviembre el énfasis era en movilidad, en abril es sobre los impactos urbanos que “el desarrollo” tendrá en la zona.

Tercer acto:   el 11 de mayo de 2014, el secretario de Seduvi, en boletín de prensa afirmó “que el Plan Maestro Granadas que se encuentra en elaboración e implica a 16 colonias de la Ciudad de México, está pensado para enfrentar el principal reto de la administración a cargo del Dr. Miguel Ángel Mancera: hacer de la Ciudad de México un mejor lugar para todos”.

Del 5 de noviembre de 2013 hasta el 11 de mayo del 2014 las autoridades reconocen, en declaraciones oficiales, que el Plan Maestro Granada se encuentra en “fase de elaboración”.

Cuarto acto: el 25 de mayo de 2014 Seduvi publicó, en un periódico de circulación nacional, un dictamen de Estudio de Impacto Urbano que cuenta una historia completamente diferente. El Dictamen avala en sus términos el megadesarrollo proyectado en la calle Laguna de Términos 221, colonia Granada, con el voto aprobatorio de la delegación Miguel Hidalgo, del 2 de julio de 2013, de Setravi del 2 de julio de 2013, del Sistema de Aguas del 12 de abril de 2013, de la autoridad del Espacio Público del 2 de julio de 2013, la Secretaría de Protección Civil el 2 de julio de 2013 y la Coordinación General de Desarrollo y Administración el 18 diciembre 2013.  En todos los casos, la justificación del voto aprobatorio era porque Seduvi “podrá sustituir aquellas medidas de integración urbana y condiciones… atendiendo a las determinaciones del Plan Maestro para la Zona de Granadas” (p. 5 y 14).  Es decir, el Plan Maestro Granada se venía aplicando, en los hechos, desde por lo menos el 12 de abril de 2013, y se tomó como la base legalmente aplicable para justificar los votos aprobatorios de todas las dependencias mencionadas. Esto, cuando el Plan Maestro Granada nunca ha sido ni siquiera presentado a la ALDF para su discusión y aprobación, que es requisito legal indispensable previo a su aplicación.

¿Cómo es posible que el secretario de Seduvi afirme, en un boletín oficial de mayo de 2014, que se está “elaborando” el Plan Maestro de Granada, cuando su dependencia lo aplica ilegalmente desde un año antes, sin pensar que miente públicamente?

Quinto acto: el propio dictamen reconoce que “el Estudio de Impacto Urbano no presenta soluciones a la problemática vial detectada en la zona con la implementación y operación del proyecto…” (p. 6). Y, sin embargo, las dependencias oficiales avalan, ilegal- e irresponsablemente, otro megadesarrollo en una zona con crisis urbanas recurrentes.

Sexto acto: en este caso las dependencias actúan ilegalmente y quiebran el Estado de derecho. Decisiones de funcionarios configuran conductas delictivas, y las autoridades judiciales están convocadas a actuar de oficio. La propia autoridad presentó documentos condenatorios, desde la delegación Miguel Hidalgo hasta Seduvi. Se echaron la soga al cuello solitos.

Séptimo acto: ¿?

                ricardopascoe@hotmail.com

                Twitter: @rpascoep

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red