El caso de la polio

Se trata de una enfermedad causada por un virus intestinal que cursa con pocos síntomas.

COMPARTIR 
Raymundo Canales de la Fuente 11/05/2014 00:32
El caso de la polio

La Organización Mundial de la Salud hace una semana emitió una alerta por la aparición de casos nuevos de una enfermedad a punto de ser erradicada de la faz de la Tierra, la poliomielitis. Las regiones del mundo afectadas incluyen países de Asia central, Oriente Medio y África central. Se trata de una enfermedad causada por un virus intestinal que en la mayoría de las ocasiones cursa con pocos síntomas y sin mayor afectación sobre la persona que la padece; el problema grave se presenta en unos pocos individuos (generalmente niños) que, por razones no muy claras, desarrollan parálisis muscular irreversible debido a la afectación del virus sobre los nervios que permiten el movimiento, resultando en una catástrofe. Durante muchos años se ha combatido de la mejor forma posible, es decir, vacunando a la población susceptible, empezando por los niños, con la famosa vacuna “Sabin”, llamada así por el creador de la misma, de muy fácil administración, por vía oral, logrando la erradicación de casos en casi todo el orbe, México, por supuesto incluido, de tal forma que tenemos muchos años sin un solo caso de la enfermedad. Transcurrido un lapso de tres o cuatro años sin casos nuevos, la OMS considera libre de enfermedad a un país o región; nuestro continente permanece en esa calificación, por lo que inclusive ya no existe necesidad de vacunación masiva, pero habrá que poner atención al reciente brote, ya que es muy contagiosa. Se transmite muy fácilmente por vía fecal-oral, lo que implica riesgo en zonas con agua contaminada o donde se expenden alimentos sin medidas higiénicas eficaces, es decir, en regiones con pobreza. La agencia internacional está invitando a los distantes países del reciente brote a que sus ciudadanos no viajen sin vacunarse, en un intento de contener o limitar el contagio, pero seguramente la infección se va a diseminar; las personas hoy viajamos de forma regular y fácil por el mundo. Lo importante para México y la región latinoamericana es tomar la decisión de vacunar nuevamente a los niños para adelantarnos al arribo del virus patógeno y prevenir la aparición de la forma paralizante de la enfermedad hasta la contención del brote actual. Debo señalar además que la vacuna se tendrá que utilizar por lo menos unos cuatro años hasta el control del brote actual y tener disponible para siempre, en vista de que existe el virus en la naturaleza en una variedad “salvaje” y eventualmente podría volver a infectar personas si se reúnen las condiciones para que suceda, que ahora fueron la pobreza y la violencia generalizada en aquella zona del mundo.

Para nuestro sistema sanitario, el programa de vacunación es una piedra angular que ha permitido el progreso en muchas áreas, contamos con una red de distribución de vacunas con garantía prácticamente absoluta de que las mismas llegan en condiciones óptimas a la población blanco, de tal forma que, en el momento de tomar la decisión, las acciones se podrán articular sin dificultad.

 

Comparte esta entrada

Comentarios