Juntos pero no tanto

COMPARTIR 
Pedro Cárdenas 17/08/2014 01:46
Juntos pero no tanto

Así como el título lo dice, parece ser que aun siendo dos excelentes actores que han logrado conquistar la pantalla en cada una de sus actuaciones, Michael Douglas y Diane Keaton no funcionan con la química que deberían. ¿A qué me refiero? Habiendo ya tenido a Keaton con Jack Nicholson en Alguien tiene que ceder esperábamos una comedia que provocara mucha más risa y mucha más empatía con la pareja en escena.

La película relata la historia de Oren, un viudo ya mayor que vive en una amargura que parece interminable. Dolido por la muerte de su esposa y decepcionado por su hijo, Oren tiene una vida sin chiste, sin muchos amigos e intenta vender su antigua casa.

El mal genio de Oren se ve interrumpido cuando su hijo, un exdrogadicto, le pide que cuide a su hija mientras él tiene que pasar un tiempo en la cárcel, claro que la poca paciencia y la frialdad del protagonista hacen que él se niegue rotundamente, pero al final se ve obligado a hacerlo.

La llegada de su nieta cambiará su vida en todos los aspectos e incluso crea una relación con su vecina, una viuda cantante de un bar de jazz llamada Leah (Keaton). La relación pasa de una amistad a un romance y conlleva a una serie de problemas y emociones con los que nuestros personajes tendrán que lidiar y resolver.

La trama de la película es bastante predecible, no se sale de lo común y convierte a este filme en nada más y nada menos que una película dominguera. Digamos que las actuaciones sobreactuadas y los temas que de alguna forma ya han sido utilizados antes hacen que la película sea bastante... regular.

Con estos actores, el director Rob Reiner y el guionista Mark Andrus pudieron haber aprovechado más tanto el carisma de Diane Keaton como la inigualable personalidad de Douglas.

La película es simpática en momentos y probablemente vas a salir de buenas del cine, pero para los que esperaban algo como Mejor Imposible o Alguien tiene que ceder mejor no lo esperen.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red