La vida secreta de Walter Mitty

COMPARTIR 
Pedro Cárdenas 29/12/2013 00:00
La vida secreta de Walter Mitty

Ben Stiller (director y protagonista) y Steve Conrad (escritor) deciden hacer un remake de La vida secreta de Walter Mitty (1947), dirigida por Norman Z. McLeod e inspirada en un relato de James Thurber.

Walter Mitty (Ben Stiller) es un hombre del siglo XXI, un hombre gris, casi invisible, un don nadie mareado y devorado por la rutina, de personalidad fúnebre y con un vacío existencial inmenso.

Mitty cuenta con una imaginación extraordinaria y vive imaginando situaciones y aventuras increíbles; se podría decir que su gran vicio es soñar despierto, vicio que le trae muchos problemas en su trabajo.

Mitty trabaja para la revista Life, en el departamento de negativos, y la historia gira en torno a un negativo perdido, que le envía el famoso fotógrafo Sean O’Connel (Sean Penn) a Mitty por correo.

Sus sueños se hacen realidad cuando decide buscar a Sean para preguntarle dónde está ese negativo y emprende un gran viaje. Cheryl, su compañera de trabajo, de quien vive profundamente enamorado y no se atreve casi ni a hablarle, le ayuda a recabar varias pistas sobre dónde se encuentra el famoso fotógrafo.

Ben Stiller logra sorprendernos a todos y es de admirar el gran giro que le da a su carrera con este proyecto cinematográfico tan elaborado y aventurero.

Un giro de 180 grados comparando este proyecto con sus antiguos proyectos como director: Un loco a domicilo, Tropic Thunder, Zoolander, entre otros. También es de reconocerse el gran trabajo de Stuart Dryburgh (director de fotografía), porque realmente es un placer para la vista sentarse y admirar los paisajes que nos regala esta película.

Una comedia romántica que no puedes perderte, una combinación de increíbles efectos especiales con una buena historia, la dosis perfecta para salir de la película y sentir que cada minuto de estar ahí valió la pena.

Comparte esta entrada

Comentarios