El remanente

Enfoque su pasado con miras en el futuro que quiere.

COMPARTIR 
Paola Domínguez Boullosa 03/03/2014 00:00
El remanente

Todo siempre es algo nuevo… a pesar de sentir, en infinidad  de ocasiones que todo es igual… todo siempre es nuevo, nada permanece en un estado incorrupto… lo que se corrompe es nuestra mente que se empeña en hacernos pensar y sentir o sentir y pensar que todo siempre es igual, cuando ni siquiera el sentimiento ni el pensamiento deja de transformarse y recrearse todos los días.

Y aferrados a esa corrupción voluntaria, seguimos viviendo muchas veces en esa línea que nada es y de la que ya nada se espera… absurdo si consideramos que no son las cosas ni los otros, sino sólo nosotros mismos quienes decidimos que todo sea igual o que todo sea nuevo… difícil… sí, porque las experiencias dejan huella a cada paso y lo que se ha perdido, perdido está, hasta no encontrar razones suficientes para entender que con lo encontrado podemos seguir si cabe mucho  mejor, o no…

Como siempre uno elige qué quiere ver o dejar de ver,  oír o dejar de oír, decir o dejar de hacerlo, al final todo es cuestión del remanente que hemos ido guardando y las conclusiones que hemos ido obteniendo sobre la vida, al final todo es cuestión de uno mismo, de lo que cree y lo que se dice y hace todos los días…

Por eso hoy le invito a preguntarse qué es lo que se dice a usted mismo sobre los remanentes guardados y las conclusiones hechas y sobre todo qué se dice a usted sobre las cosas que ocurren a su alrededor porque si todo parece repetirse, no es la vida ni mucho menos… el destino, es su corrupción voluntaria de seguir haciendo lo mismo, manteniendo las mismas ideas y los mismos sentimientos… y ante eso es casi imposible ver lo nuevo, porque no hay nunca nada nuevo en la repetición, más que la repetición misma…

Por eso es mejor que recicle esos remanentes y esas conclusiones, así no perderá ni aprendizajes ni experiencias, simplemente reinterpretará qué hacer con ellos y… el sentimiento —que de suyo es más noble o eso se espera— responderá a la inmediatez, de ahí su sensibilidad, de buenos pensamientos surgen siempre buenos sentimientos y viceversa…

Recuerde que la vida es cuestión de enfoques, así que enfoque su pasado con miras en el futuro que quiere, porque el pasado no sirve para nada más que para ajustar el lente con el que debe focalizar el futuro y mientras,… en el presente trabaje todos los días en esas reinterpretaciones y nuevas creaciones, porque siempre, todos los días son nuevos, ninguno es igual, el sol sale diferente, el viento corre diferente, cada una de sus células es diferente así que no  malgaste su tiempo en pretender creer que todo es igual…

Mejor… mucho mejor es saber que cada día es una nueva oportunidad para pensar, sentir y vivir diferente, haga cosas diferentes para obtener resultados distintos, y cambie, diríjase hacia eso que desea y no se conforme con menos, porque nadie está obligado a cambiarle la vida, ni tampoco su pasado ni su presente y menos su futuro eso es sólo su decisión, por eso es inútil esperar que las cosas cambien a su favor porque todo y todos cambian a su propio favor es la ley de la vida.

No dude, no espere, haga lo que tenga que hacer para saberse el único responsable del destino de su vida y viva, viva todo a plena intensidad. Acepte que lo que sea que haya vivido ya pasó, acepte que lo que está viviendo también pasará y acepte que lo que está por venir es siempre improbable, así que no haga tantos planes, mejor plantee cada día enfocándose a las cosas que le hacen bien y le hacen feliz, y si es un mal momento hágalo con más razón porque el que no aprende a auto consolarse tampoco aprenderá jamás a disfrutar y a ser feliz con uno mismo…

Y no permita que nadie juzgue sus remanentes ni sus conclusiones y mucho menos sus métodos de reciclaje, tampoco tiene que compartir eso con nadie. Su pasado y los remantes que haya dejado son suyos y si algo  ha decidido dejar en su presente sus razones de peso tendrá y si sus conclusiones sobre la vida le parecen objetivas y preventivas para el presente y el futuro déjelas, adapte eso con lo que ha decidido quedarse a su presente y mantenga la mente siempre abierta por si considera cambiar de opinión porque todo todos los días es nuevo si usted decide que lo es, es sólo una decisión… usted puede vivir la misma película todos los días o cambiar de guión y de escenario, y si trabaja en usted lo suficiente, posiblemente cambie hasta de personajes…

Suelte y retenga. Suelte todo aquello que no le hace bien, no importa el compromiso que su corrupción mental le haya hecho creer, usted es un ser libre y autónomo y puede responsabilizarse de esos cambios que decida hacer en su vida, simplemente porque es suya y es la única que tendrá y retenga, siempre retenga, en su mente aquellas cosas que le han funcionado y le hayan hecho sentir vivo y diferente, porque todos necesitamos siempre un cambio, un reciclaje, un final y un inicio, porque no hay nuevo sin viejo… Sólo depende de usted, siga siempre adelante, créame, lo importante del pasado ya lo lleva consigo, lo nuevo es lo único que tiene por hacer y la única cosa que genera ilusión y esperanza…
buena suerte…

Comparte esta entrada

Comentarios