México-Chile, por una sociedad incluyente y equitativa

Es perceptible el interés y trabajo del gobierno federal por mejorar la calidad de vida de las mujeres en todos los rincones del país

COMPARTIR 
Opinión del experto nacional 23/08/2014 00:48
México-Chile, por una sociedad incluyente y equitativa

En mi reciente visita a Chile fue un verdadero gusto conversar con la presidenta de la República, Michelle Bachelet, y compartirle los avances que en materia de igualdad de género hemos tenido en México.

Cuando la hoy presidenta (por segunda ocasión) Michelle Bachelet estaba al frente de ONU Mujeres, en mi calidad de presidenta de la Red de Mujeres Parlamentarias de las Américas tuve la oportunidad de coincidir con ella y trabajar desde las diferentes trincheras en una agenda común para las mujeres de América Latina.

En esta ocasión abordamos los retos que aún enfrentan las mujeres para ejercer sus derechos y lograr su empoderamiento, así como la paridad para alcanzar puestos de elección.

De acuerdo con cifras de ONU Mujeres, actualmente México ocupa el lugar 19 en participación política, con 37.4 por ciento en la Cámara de Diputados y 34.4 por ciento en la Cámara de Senadores; en el 2011, nuestro país se encontraba en la posición 40, lo cual refleja el innegable avance de las mujeres mexicanas en el ámbito político.

En Chile, la primera mandataria ha impulsado diversas políticas públicas encaminadas a promover la igualdad de género en todos los ámbitos: desde la distribución de ingresos, la creación del Ministerio de la Mujer y de la Equidad de Género, instancia que tiene una subsecretaría y secretarías regionales ministeriales a lo largo de todo Chile, la creación de un Sistema Intersectorial de Protección Social que considera a niños, niñas, embarazadas y familias en extrema vulnerabilidad.

Otro aspecto que fue valorado por las mujeres fue el tema de paridad en cargos de confianza a nivel de ministerios y subsecretarías.

Sin duda, hay una gran simetría en las políticas públicas emprendidas entre Chile y México a favor de las mujeres, como la Ley sobre Feminicidio, la protección a las madres trabajadoras, apoyo a las mujeres jefas de hogar, implementación de códigos para la erradicación de la discriminación laboral, mayores presupuestos para el rubro de mujeres, medidas para erradicar la violencia contra las mujeres, entre otras.

En nuestro país hay un compromiso decidido del presidente Enrique Peña Nieto por transitar hacia una sociedad equitativa e incluyente. Por primera vez se incorpora la perspectiva de género como principio esencial en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018**, al establecer dentro de sus cinco metas nacionales el eje México Incluyente que aborda la perspectiva de género y plantea reducir la brecha entre mujeres y hombres en materia de acceso y permanencia laboral, así como desarrollar y fortalecer esquemas de apoyo que ayuden a las mujeres a mejorar sus condiciones de acceso a la seguridad social.

En Chile, gracias al ingreso masivo de las mujeres al mercado laboral, han registrado un mayor avance en el área económica: en 1990 la tasa de participación de la fuerza laboral en mujeres mayores de 15 años fue de 35%, para 2011 fue de 52.8%, es decir, aumentaron 17%.

En ambos países existe una imperante necesidad de atender la situación en la que viven las mujeres, niñas y adolescentes y diseñar políticas públicas de corto, mediano y largo plazo que reduzcan y eliminen los obstáculos que impiden y limitan el desarrollo de más de la mitad de la población mexicana.

Nuestro presidente, Enrique Peña Nieto, reconoce que la participación de las mujeres en todos los ámbitos, sin discriminación y bajo el eje rector de la igualdad sustantiva, es indispensable.

Es cierto que aún hay mucho trabajo por hacer, pero es perceptible el interés y trabajo del gobierno federal por mejorar la calidad de vida de las mujeres en todos los rincones del país, con el reciente anuncio de la creación de una Comisión de la Mujer en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), la cual sin duda impactará en todos los estados para la armonización legislativa en todos los Congresos locales sobre la igualdad de género.

Este intercambio de experiencias y trabajo coordinado con todos los actores refleja la labor que tanto la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, realizan por empoderar a las mujeres.

Seguramente el próximo año la participación política de las mujeres se incrementará gracias a la Reforma Político Electoral aprobada recientemente en México.

**Información del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

*Presidenta de la Comisión
para la Igualdad de Género

Comparte esta entrada

Comentarios