Necesitamos un debate económico responsable

COMPARTIR 
Opinión del experto nacional 18/05/2014 03:28
Necesitamos un debate económico responsable

Viridiana RÍos*

 

Los economistas debaten si los índices coincidentes, los indicadores globales y las expectativas del consumidor muestran el inicio de una recesión en México, olvidando un punto fundamental: no importa.

No importa porque la verdadera tragedia de nuestra economía no es si está deprimida hoy, o si lo ha estado en los últimos tres meses, sino que lo ha estado en la última década.

En los últimos diez años, México ha crecido en promedio 2.6% anual, y en 2013, sólo 1.1%. Considerando que el crecimiento estacionario de la economía, es decir, el que se produce sólo por el incremento en la población, es de 2% anual, lo que está sucediendo en México es alarmante: no sólo no crecemos porque acumulamos poco capital, sino porque el poco capital que logramos acumular lo utilizamos de manera muy poco eficiente.

Hace diez años, México tenía un PIB per cápita muy cercano al de Chile, Rusia y Malasia. Hoy, el nuestro es menor que el de todos ellos. Rusia aumentó su PIB 40%, cuatro veces más que México. Malasia nos rebasó en 2008 y nunca más lo volvimos a alcanzar. Chile tenía 15% menos PIB que México en 2004, hoy tiene 24% más.

En retrospectiva, nuestro rezago económico es largo y constante. Discutir las variables de tan corto plazo es sencillo, pero irresponsable, si dicha discusión deja a un lado explicar el pobre rumbo que el país ha llevado en los últimos años.

Países latinoamericanos que hace una década eran menos desarrollados que México, hoy nos han alcanzado. Uruguay y Argentina eran 20% menos ricos que México en 2004, hoy tienen un PIB similar al nuestro. En los últimos diez años, Uruguay incrementó su PIB per cápita 59%; Argentina, 37%; México, sólo 11 por ciento.

El año que transcurre no parece que vaya a cambiar la tendencia. Ninguno de los 31 principales analistas económicos nacionales e internacionales estima que México vaya a crecer 3.9% este año, como lo argumenta la Secretaría de Hacienda. Los dos analistas más optimistas, Capital Economics y HSBC, estiman que México crecerá apenas 3.7%. El menos optimista, ING, calcula que México crecerá 2.3%, es decir, sólo dos terceras partes de lo que estima el gobierno federal.

Así, ante la historia de crecimiento de nuestro país, suena un tanto superficial centrar el debate económico de este país en si el índice coincidente del INEGI lleva seis meses por debajo de su tendencia de largo plazo, o en si la confianza del consumidor se encuentra seis puntos porcentuales por debajo de lo que estaba el año anterior. Todos esos indicadores tienen repercusiones de corto plazo, pero poco impacto en el largo plazo. Discutirlos no nos ayuda a identificar cómo mejorar este país, nos hunde en el debate de coyuntura.

Un debate económico responsable debe preguntarse por qué no hay en la última década un solo año en el que hayamos crecido al nivel al que nuestra economía podría hacerlo, y cómo lograrlo. Entre los países de la OCDE, México era el tercero más pobre, hoy es el segundo. Retrocedimos de forma que, ahora, sólo Turquía tiene una economía menor que la nuestra. Polonia avanzó dos. Corea siete.

Si México hubiera crecido 6% durante la última década, hoy tendríamos un PIB  per cápita 50% mayor que el de Argentina, 30% mayor que el de Chile y 25% que el de Rusia. Ello nos colocaría como una economía con 22 mil dólares por habitante, similar a Portugal, de acuerdo con los datos de The Conference Board.

Debatir si México está o no en recesión, debido a que un indicador no se ha movido adecuadamente en tres meses, es olvidar que, en México, la verdadera pregunta es por qué los indicadores no se han movido adecuadamente en todo lo que va de la década.

                *Doctora en Gobierno por la Universidad de Harvard y directora               general de México ¿Cómo Vamos?

                www.mexicocomovamos.mx

                Twitter: @Viri_Rios

                vrios@fas.harvard.edu

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red