México y Corea, actores globales

COMPARTIR 
México Global 05/05/2014 01:45
México y Corea, actores globales

José Luis Bernal*

 

México y Corea del Sur celebran este año el 52 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas. A lo largo de este tiempo, ambas naciones han trabajado arduamente para consolidarse como verdaderos actores globales, con una presencia cada vez más relevante en la esfera comercial internacional.

México y Corea comparten numerosas similitudes en sus respectivos procesos de desarrollo. Sus sociedades se identifican por sus esfuerzos para combatir la pobreza, transformar sus capacidades productivas y presentarse hoy como potencias emergentes de especial relevancia en la economía mundial.

En lo bilateral, desde la suscripción del Acuerdo de Asociación Estratégica para la Prosperidad Mutua, en 2005, México y Corea se han consolidado como socios importantes en la región Asia-Pacífico. Por citar un ejemplo relevante, el comercio bilateral creció casi 300% en los últimos 12 años al alcanzar los 15 mil millones de dólares anuales. Esto convierte a Corea en nuestro sexto socio comercial en el mundo; en ese mismo periodo, las exportaciones mexicanas a Corea crecieron 400% y ya se encuentran casi en el mismo nivel que las ventas mexicanas a Japón.

Gran parte de los intercambios se debe a la creciente inversión coreana en México que, con más de mil 600 empresas, contribuye a la creación de cadenas de valor en sectores económicos clave para la creación de empleos, la absorción de tecnologías y el comercio exterior, como son las industrias eléctrica y electrónica, la de autopartes, la siderúrgica y la minera, por señalar sólo algunas.

Se espera que esta asociación siga creciendo con las recientes reformas estructurales aprobadas en México, que abrirán nuevas oportunidades de coinversión, desarrollo tecnológico y capacitación de personal en sectores prioritarios para el desarrollo nacional.

La creciente importancia e intensidad de nuestra relación bilateral nos ha llevado a revitalizar los esfuerzos para impulsar la asociación estratégica a niveles superiores, con un enfoque creativo, y nos obliga a llevar a cabo una promoción integral de nuestro país, con una estrategia diplomática eficaz, de cooperación integral, diplomacia pública y parlamentaria, y a incrementar los vínculos con actores fundamentales para la relación, como son los empresarios, universidades, centros de investigación y gobiernos locales.

Los dos gobiernos coinciden en otorgar su justa dimensión política a esta relación: en el 2013, los contactos bilaterales vivieron un proceso de renovación con el inicio de los gobiernos de los presidentes Enrique Peña Nieto y Park Geun-hye; ambos mandatarios se reunieron en dos ocasiones, en septiembre en San Petersburgo, en el marco del G20, y en octubre en Bali, en el contexto de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

En esa ocasión, los Presidentes se comprometieron a seguir afianzando los distintos capítulos de la asociación estratégica en los campos de comercio, inversión, turismo, cultura, educación y cooperación para el desarrollo, y se extendieron invitaciones recíprocas para llevar a cabo visitas de Estado en 2014 y 2015. Por su parte, los cancilleres Yun Byung-se y José Antonio Meade se reunieron en repetidas ocasiones, tanto para pasar revista a la agenda bilateral como para diseñar fórmulas novedosas de acción en el ámbito multilateral.

Es ampliamente conocido que México y la República de Corea comparten múltiples similitudes en diversos temas de la agenda global, tales como la reforma de Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad, el cambio climático, la cooperación internacional para el desarrollo y la búsqueda de la paz y la seguridad internacionales.

Adicionalmente, ambos países comparten membresía en foros regionales como APEC y el Foro de Cooperación de América Latina y Asia del Este (Focalae); Corea juega un papel constructivo como país observador de la Alianza del Pacífico y ha expresado su interés por unirse al Acuerdo de Asociación Transpacífico, o TPP; ambos países comparten muchas posiciones en la OCDE y el G20.

Ante la amplitud de convergencias en asuntos globales, México y Corea, junto con otras potencias emergentes, decidieron impulsar un grupo de concertación que busca mejorar el papel de las potencias medias en la gobernabilidad internacional y actuar con mayor eficiencia en áreas de interés común. Así surgió el mecanismo de diálogo y concertación multilateral denominado MIKTA, formado por México, Indonesia, Corea, Turquía y Australia.

Ante esto, se busca aprovechar las numerosas coincidencias y el renovado impulso de nuestras relaciones bilaterales para crear nuevas sinergias a través de los intercambios de experiencias exitosas en materia de desarrollo económico y social, que generen el pleno bienestar para nuestros pueblos.

                *Embajador de México en Corea del Sur

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red