Cuba y México, una relación reforzada

Existe un importante interés de empresarios de nuestro país por invertir más y comerciar más con ese país.

COMPARTIR 
México Global 27/01/2014 01:26
Cuba y México, una relación reforzada

Por Vanessa Rubio Márquez*

 

Cuba y México han tenido una relación de cercanía y amistad a lo largo de los años. México ha refrendado este vínculo especial en los grandes momentos de la historia cubana. Desde su primer encuentro en el marco de la Cumbre de Santiago de Chile de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en enero de 2013, los presidentes Enrique Peña Nieto y Raúl Castro Ruz anunciaron el relanzamiento y el reforzamiento de la relación. Ello ha consistido en la renovación de los tratados y convenios que norman la vinculación entre ambos países en las áreas de cooperación turística, educativa, medioambiental, para el desarrollo, con terceras naciones, jurídica, judicial, financiera y comercial.

En noviembre del año pasado se dio una visita oficial de una nutrida delegación de alto nivel de Cuba, presidida por su ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, cuyo principal objetivo fue la firma de ocho acuerdos y convenios que formalizaron la actualización del marco jurídico bilateral.

Existe un importante interés de empresarios de nuestro país por invertir más y comerciar más con Cuba. En el primer trimestre de este año se llevará a cabo una misión empresarial para promover una mayor participación mexicana en el desarrollo de la isla. En 2013 el comercio bilateral ascendió a 390 millones de dólares, cercano al doble de lo registrado en 2007.

Con la reciente ampliación del Acuerdo de Complementación Económica en noviembre de 2013 se abre una ventana de oportunidad para el incremento del intercambio bilateral, al incorporarse más de tres mil 600 fracciones arancelarias, destacando los productos agroindustriales, químicos e insumos médicos, entre otros. Nuestro país es el segundo inversionista de Latinoamérica en la isla con más de 730 millones de dólares, que se da principalmente en los sectores de insumos para la construcción, belleza, limpieza, alimentos y plásticos.

Un tema que el día de hoy une a ambos países —cada uno en su propio contexto y circunstancia— es el de las reformas. México, con la concurrencia de las distintas fuerzas políticas del país, logró en 2013 aprobar una serie de reformas que incrementarán su productividad y sentarán las bases para un crecimiento sostenido, la generación de empleos y el combate a la pobreza. Las reformas laboral, educativa, en telecomunicaciones, competencia económica, hacendaria, financiera y energética, si bien requieren aún de leyes secundarias y reglamentos para hacerlas plenamente operativas, son un extraordinario paso en la dirección correcta pues le dan a nuestro país un nuevo rostro y un futuro lleno de oportunidades.

Por su parte, Cuba se encuentra inmersa en la actualización de su modelo económico, que, entre muchas otras acciones, ha implicado facilidades para el microemprendedurismo, la promoción de coinversiones con empresas extranjeras y medidas tendientes a unificar su sistema monetario en el mediano plazo.

Cuba y México coinciden en la importancia de la CELAC como el único mecanismo latinoamericano y caribeño que reúne a los 33 países de la región, y que permite ser un foro para el diálogo y el acuerdo en los principales temas de la agenda internacional, como lo han sido el llamado a la paz en Siria, y como lo será la Declaración de La Habana sobre la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad.

En una región de gran diversidad como lo es la latinoamericana y caribeña, es indispensable que existan espacios para el entendimiento y la promoción de posiciones comunes. Una América Latina y el Caribe más dialogante y capaz de construir consensos tendrá más probabilidades de capitalizar las oportunidades intrarregionales que existen en áreas como el comercio, la inversión, el turismo, la innovación, la educación y la cooperación, y será una entidad con mayor peso y fuerza en el diálogo global.

*Subsecretaria para América Latina y el Caribe

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red