Pensar en México

COMPARTIR 
Max Cortázar 02/09/2014 01:37
Pensar en México

Ayer dieron inicio las actividades del tercer año de la LXII Legislatura; estos serán los dos últimos periodos de un productivo Congreso, integrado por diputados y senadores que buscaron durante los 24 meses anteriores proveer a México de las herramientas necesarias para garantizar un futuro más productivo, competitivo y prometedor para todas las familias de nuestro país.

Con el término del cuarto periodo de esta LXII Legislatura se cierra un ciclo transformador como resultado de las negociaciones y luchas que cada partido dio defendiendo sus banderas y sus plataformas. Con once reformas estructurales aprobadas (Energética, Competencia Económica, Telecomunicaciones, Hacendaria, Financiera, Educativa, Amparo, Procedimientos Penales, Transparencia, Laboral y Político-Electoral), hoy el Congreso de la Unión puede rendir cuentas claras a la ciudadanía y con la frente en alto seguir trabajando en la construcción de un mejor México.

Esto no quiere decir que el trabajo de los legisladores de esta Legislatura haya terminado, al contrario, este nuevo periodo marca el inicio de la ejecución de dichas reformas y, por lo tanto, diputados y senadores deberán estar al pendiente no sólo de su correcta aplicación, sino de que los resultados de las mismas se traduzcan en beneficios directos para los mexicanos.

Asimismo, este año debe ser una nueva oportunidad para abordar los temas que fueron relegados durante los cuatro últimos periodos como el combate a la corrupción, un marco legal efectivo y una policía eficiente. No sólo eso, este periodo el Congreso discutirá dos iniciativas que el Ejecutivo enviará en carácter de preferente, las cuales deberán ser discutidas con total responsabilidad y compromiso.

Finalmente el próximo año se pondrá a prueba la solidez y fuerza del nuevo Instituto Nacional Electoral, el cual se construyó bajo las bases discutidas y aprobadas por diputados y senadores durante este año y que tendrá como reto garantizar elecciones ordenadas y apegadas a toda legalidad, así como dar certeza de unos comicios en absoluta transparencia.

Así, varios compañeros de esta Legislatura renunciarán a sus cargos para buscar candidaturas en sus estados y seguir trabajando desde otra trinchera. Para los demás deberán continuar con la responsabilidad de finalizar esta Legislatura con más resultados a través de nuevas leyes y herramientas que le permitan a la ciudadanía contar con mejores oportunidades, sin permitir que un cargo o una campaña empañen la labor que se ha llevado a cabo durante estos meses.

Es por ello que en este último año, el ánimo de esta LXII Legislatura debe guardar el espíritu que ha prevalecido en los anteriores periodos, que es el de una conducción encaminada a lograr beneficios para el país y los mexicanos. Es de este modo que nuestro actuar tendrá que ser impecable y no contaminarse por los ánimos de una contienda electoral.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios