489 días y nada

COMPARTIR 
Max Cortázar 08/04/2014 02:09
489 días y nada

Durante los últimos meses el Distrito Federal ha sido foco de atención nacional debido a la falta de organización e ingobernabilidad que se vive en la capital del país. Cuando no son las marchas, es el desabastecimiento de agua, la delincuencia o la parálisis económica. Y aunque las últimas semanas la atención se ha centrado en el mal funcionamiento de la Línea 12 del Metro, de donde han salido a flote diversas irregularidades en su construcción, el hecho de que el DF carece de rumbo y propósito es innegable.

Diversos sondeos ponen de manifiesto que la aprobación de la gestión del GDF, encabezado por Miguel Ángel Mancera, ha disminuido en los últimos meses. Es necesario recordar que detrás de las estadísticas se encuentra la voz ciudadana de los habitantes de la capital que a diario se enfrentan a problemas como: la inseguridad, la corrupción, la falta de servicios y proyectos de infraestructura, entre otros.

La falta de seguridad se ha vuelto el pan de cada día de los mexicanos; tan sólo en los últimos meses las joyerías de la capital se han convertido en un giro comercial atractivo para la delincuencia. Prueba de ello es el caso de la joyería La Pequeña Suiza, que ha sido asaltada dos veces en menos de tres meses.

Pero la delincuencia en la Ciudad de México no se remite solamente a los establecimientos comerciales; según un reporte de la PGJDF, el año pasado en el DF fueron asesinadas 108 mujeres, y sólo se consignaron 31 de esos casos. Es decir, cada mes hubo nueve asesinatos de mujeres, derivados de homicidios dolosos; los mismos datos reflejan que Iztapalapa es la delegación con más crímenes contra mujeres, seguida de Gustavo A. Madero, Tlalpan, Álvaro Obregón y Venustiano Carranza.

No sólo eso: de acuerdo con el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, el delito de lesiones dolosas por disparo de arma de fuego se incrementó 16.8% en 2013, respecto al año anterior; esto significa que en un año no sólo ha aumentado la inseguridad, sino también la violencia con la que se ataca a los capitalinos.

Otro foco que merece atención es el problema del desabasto de agua en delegaciones como Iztapalapa, donde la falta del líquido se ha convertido desde hace años en un problema cotidiano. Recientemente se dio a conocer que el apoyo ofrecido por las pipas de agua, que debe ser gratuito, está condicionado a las “propinas” que tienen que dar las familias que requieren el servicio básico. Una clara muestra de la corrupción que se vive en la Ciudad.

Hoy, el gobierno que buscaba decidir junto a los ciudadanos se va quedando solo porque la administración de Mancera no ha sido capaz de asumir su compromiso con los ciudadanos y ha faltado a sus promesas de campaña como: no aumentar el precio del Metro, acabar con la inseguridad, dinamizar la economía e impulsar la industria, entre otras.

Hoy podemos asegurar que la Ciudad de México se encuentra navegando en la inercia de un gobierno que no ha sabido tomar decisiones ni resolver problemas. Cada vez son más los capitalinos que padecen la falta de responsabilidad por parte de su jefe de Gobierno. No sabemos cuánto tiempo más seguiremos así; no sabemos cuándo Miguel Ángel Mancera comenzará a actuar.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red