Yo no olvido al año viejo

El año 2013 arrancó con la discusión dentro del Legislativo de importantes reformas estructurales necesarias...

COMPARTIR 
Max Cortázar 24/12/2013 00:39
Yo no olvido al año viejo

2013 se acaba y para muchos mexicanos será sinónimo de cambio. Este año inició con el cambio de partido en el gobierno, un partido que regresó al poder con la intención de ejecutar los cambios a los que ellos se negaron por más de 12 años, incluso cambiando sus estatutos internos. Valiéndose de un acuerdo nacional con los principales partidos políticos, el año 2013 arrancó con la discusión dentro del Legislativo de importantes reformas estructurales necesarias para la modernización de nuestro país y el beneficio de nuestras familias.

Fue durante este año en donde el papel del Legislativo se volvió fundamental para la transformación del país, fueron los diputados y senadores los que, mediante el debate y la discusión, lograron los acuerdos necesarios para impulsar la aprobación de reformas como la educativa, la financiera, la de telecomunicaciones y competitividad, la político-electoral y, finalmente, la energética. También se aprobó la Reforma Hacendaria, una miscelánea que sólo laceró la economía de los ciudadanos y a la cual Acción Nacional se opuso tajantemente.

Los cambios logrados, gracias a una oposición responsable, fueron importantes; sin embargo, el año termina y nuestro país sigue paralizado, este 2013 estuvo marcado por una desaceleración económica y un crecimiento claro en la tasa de desempleo. 2013 fue un año en el que el crimen organizado siguió avanzando; un año en el que las marchas colapsaron la capital del país y pusieron la vida cotidiana de los mexicanos en jaque debido al ineficaz gobierno del Distrito Federal, mismo que desde su inicio hasta el día de hoy sigue paralizado en todos sus rubros.

A pesar de que 2013 no fue sencillo y quedaron muchos pendientes, no podemos negar que también fue un año en el que se establecieron las bases para seguir construyendo un mejor país para todos, será ahora cuestión de esperar que el gobierno haga su parte y saque adelante al país con las herramientas con las que ahora cuenta.

2014 será el año para concluir lo construido en 2013 en términos de reformas, será el año para la discusión de las leyes secundarias y todos los elementos que regularán la ejecución de los cambios constitucionales avalados por el Legislativo. Será un año en el que se probará la efectividad de las peticiones que hizo el Ejecutivo y que se le entregaron en forma de reformas aprobadas. No habrá otro año para arrancar estos cambios y 2014 está esperando.

Al margen: Quisiera desearles una muy feliz Navidad y un próspero Año Nuevo. Nos despedimos de este año y nos volvemos a leer el próximo martes 7 de enero del 2014.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

 

Comparte esta entrada

Comentarios