Reforma política electoral

COMPARTIR 
Max Cortázar 28/05/2013 02:34
Reforma política electoral

Ayer se instaló la mesa política del Pacto por México con la intención de discutir y elaborar una propuesta de reforma político electoral que le permita a los mexicanos contar con elecciones más limpias y transparentes, que garantice el fortalecimiento de la democracia y las instituciones electorales.

La mesa se instala casi tres semanas después de que los integrantes del Pacto firmaran un addendum en el que se comprometían a elaborar esta reforma debido a las denuncias que ha presentado el Partido Acción Nacional en distintos estados, uno de ellos Veracruz, por el uso de recursos públicos para la compra de votos e irregularidades con funcionarios de gobiernos federales y locales del PRI; se instala contando ya con una propuesta de reforma hecha por la dirigencia de Acción Nacional y con 30 puntos adicionales presentados por los entonces coordinadores del PRD y el PAN en el Senado.

Ante este escenario, la urgencia de discutir una reforma política electoral se hace inminente. Sin ella, los ciudadanos estarían corriendo el riesgo de perder sus libertades básicas, de perder su voz y de perder la única oportunidad que tienen para evaluar libre y transparentemente a sus gobernantes. Sin ella regresaríamos al pasado, aquellos tiempos de las trampas donde los fraudes electorales, los rebases de topes de campaña, las donaciones desconocidas, la intervención de funcionarios y el uso de programas sociales eran ya una costumbre. Un pasado que se empeña en volver a destrozar nuestra democracia.

La necesidad de contar con una reforma completa implica también con tener tiempos completos para debatirla y aprobarla. Su análisis no debe ser con prisas ni al vapor, para poder sacar otras reformas, pues no es con una propuesta floja como consolidaremos la participación ciudadana en la democracia. Tampoco será con condiciones de tiempo como podremos garantizar pluralidad, inclusión y transparencia. 

La reforma que tendremos que debatir requiere de la completa atención de todos los actores políticos, requiere de tiempo para poder ser discutida y votada y de un contenido que pueda generar las condiciones necesarias para tener elecciones parejas.

México necesita una reforma que fiscalice los recursos para partidos y campañas, que contenga la segunda vuelta electoral y la reelección de los legisladores, pero que también tome en cuenta el acceso a recursos por parte de los partidos políticos para los medios de comunicación, medidas que anulen una elección en casos como rebase de tope de campañas, uso de dinero público, financiamientos ilícitos, nexos con el crimen, tráfico de influencias, etcétera. México necesita una nueva ley que norme a los partidos políticos, nuevas sanciones —más duras y de carácter penal— para castigar la compra de votos, la autonomía de la PGR y un mayor alcance del voto extranjero, entre muchos otros puntos indispensables para ser la democracia que queremos.

Será cuestión de tiempo para que podamos conocer los resultados de la mesa política del Pacto por México y comprobemos si realmente es plural y toma en cuenta los puntos de vista de todos los partidos, si realmente hay voluntad para darle la importancia y relevancia que merece un tema trascendental para el país y sus ciudadanos.

De ser así, el próximo periodo ordinario de sesiones estaremos discutiendo la reforma que cambiará por completo nuestro quehacer político. Si esto no pasa, estaremos atados al capricho de un partido y de un gobierno.

                *Diputado del PAN

                max.cortazar@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red