Economía: los tumbos

Un crecimiento de ceros con expectativas a la baja.

COMPARTIR 
Martín Moreno 11/04/2014 00:00
Economía: los tumbos

En 15 meses de gobierno, las cifras financieras desalientan. El desempleo a galope. El consumo ha caído. Un crecimiento de ceros con expectativas a la baja. La economía no logra moverse.

“Es la economía, estúpidos”, reza la clintoniana frase. Y no puede ser de otra manera: ¿quién aplaude reformas o aprehensiones con bolsillos y estómagos vacíos?

Y no son percepciones. Ni juicios de valor. Allí están las cifras duras e irrebatibles. Y esos escenarios ni se deben esconder ni mucho menos callar. Estamos hablando, nada menos, que de la realidad económica de millones de mexicanos.

Revisemos cifras, escenarios y riesgos:

1)  El diagnóstico de la OCDE es brutal y agraviante: 4 de cada 10 mexicanos no tienen hoy para comer, mientras diez personajes superan los ingresos de toda la población. Es la tragedia nacional.

2) El consumo popular a pique: durante el primer trimestre del año, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó caída de 5.4%, su peor nivel en los últimos cinco años. Es el desempeño más pobre desde la crisis financiera de 2009. “No hay dinero en muchos bolsillos”, señala su presidente, Vicente Yáñez. ¡Cuidado con ello!

3) Durante marzo, la inflación general medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se situó en 3.76%, pero el costo de la canasta básica —el alimento indispensable que debe estar en la mesa de millones— aumentó hasta 5.5 por ciento. Cada día alcanza menos en los monederos de las amas de casa para comprar huevos, carne, leche o frutas. De limones mejor ni hablamos.

4) El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banxico ajustan sus expectativas para México a la baja: 3% para 2014. Adiós al pronóstico de Hacienda, que fijaba ese renglón en 3.9 por ciento. Y apenas estamos en abril.

5)  El empleo disminuye: reporta el INEGI que, durante febrero, la tasa de desocupación nacional fue de 4.65% de la población económicamente activa (PEA).

6) “El país no está teniendo un crecimiento económico suficiente para absorber la demanda de mexicanos que se incorporan al mercado laboral. El ritmo de crecimiento es insuficiente para combatir el desempleo en México”, alertó desde Washington el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida. Son las voces dentro del propio gobierno que advierten sobre la situación económica nacional.

7)  “Lo que provocó la reforma es una importante reducción en el ingreso disponible de las familias y de las empresas por el incremento en el ISR y por los otros en alimentos y bebidas, más los aumentos en gasolina y gas que redujeron el poder adquisitivo”, afirma el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada.

8) La recaudación tributaria cayó, durante febrero de este año, en 9.4% respecto al mismo mes de 2013. Algo no está funcionando en los nuevos sistemas fiscales. Es una caída tan dramática como preocupante, sobre todo si consideramos que se acaba de aprobar una Reforma Hacendaria.

9) “La economía de México tiene un desempeño pobre”, advierte el influyente The Wall Street Journal, la biblia de los poderosos financieros del mundo. Mal haríamos en desestimar estos señalamientos.

10) La industria de la construcción ligó… ¡14 meses de caídas! Esto es grave por una razón de peso: este sector es el indicativo más certero de la forma como se está moviendo la economía. Y, hoy por hoy, nos dice que está estancada.

Son diez indicativos preocupantes, que no se deben desatender.

Es la pobreza.

Es el empleo (y desempleo) de los mexicanos.

Es el bolsillo de millones.

Es la falta de crecimiento.

Es la falta de expectativas.

Es, sobre todo, el temor de regresar a los años de crisis económicas. De López Portillo a Salinas de Gortari.

Es la economía, el talón de Aquiles del priismo. Allí están los números. Allí está la historia.

Y en ello, en reventar a la economía, han sido expertos.

ARCHIVO CONFIDENCIAL

AMLO REBASA POR LA IZQUIERDA. Pues sí: Andrés Manuel López Obrador volvió a marcarle la agenda al PRD, a Los Chuchos y, en general, a la izquierda y a los frentes que se oponen a la reforma energética. AMLO presentó ayer, de manera formal, en el Senado, la petición de consulta popular en torno a dicha reforma. El tabasqueño recurre así a las instituciones que un día mandó al diablo y, de paso, se le adelanta al perredismo no sólo desde la plaza pública, sino de frente y por la vía legislativa, para asumir el control opositor en este asunto. Los titubeos, las grillas, los golpes bajos pero, sobre todo, su oficialismo innegable y lamentable, le han costado caro a Zambrano, Ortega y compañía y, en ese lance, han hundido al partido amarillo.

                Twitter: @_martinmoreno

Comparte esta entrada

Comentarios