Starbucks y otras mentadas

COMPARTIR 
Mario Delgado 23/02/2013 00:32
Starbucks y otras mentadas

Visiblemente nervioso, Troy Alstead, responsable de las finanzas de Starbucks, reconoció ante el comité de asuntos fiscales del Parlamento inglés que su empresa no había pagado un centavo de impuesto sobre la renta en los últimos tres años. En total había contribuido con 8.6 millones de libras en 15 años, periodo en el cual tuvo ventas por más de 400 millones de libras.

Su sólida ingeniería financiera estaba anclada en Holanda y Suiza y le permitió evadir al fisco inglés durante años, pero un día se tambaleó ante el embate de los contribuyentes ingleses. Como protesta invadieron las instalaciones con la amenaza de convertirlas en refugios para mujeres víctimas de violencia o casa hogar para personas de la calle. El enfado social orilló a Starbucks a anunciar que “generosamente” pagará 20 millones de libras en los próximos dos años. Prácticamente es una donación a la hacienda. Ante la ola de recortes a programas sociales y las durísimas medidas de austeridad en casi toda Europa, hay una creciente presión para denunciar la ilegitimidad de quienes evaden impuestos.

En vísperas de una reforma fiscal en nuestro país, que llevará a pagar más impuestos, un grupo de 20 ciudadanos interpusieron un amparo impugnando una disposición propuesta por el gobierno federal, aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado en la Ley de Ingresos de la Federación 2013, que condona el impuesto sobre la renta que los estados y municipios deben retenerle a sus trabajadores. Es un borrón y cuenta nueva, de 2005 a la fecha, sobre el impuesto que no pagaron y una condonación parcial de 60% para este año y de 30% para 2014. Juan Pardinas, uno de los denunciantes, manifestó que la medida es una “mentada”, y no es para menos.

Desde 2003 ha habido siete intentos por regularizar el ISR de los estados. Todos han fracasado. Según estimaciones de la Conago, el ISR retenido por las entidades asciende a 40 mil millones. Para 2010 reporta que entregaron a Hacienda 20 mil 500 millones de pesos por este concepto. El monto de ISR pagado, como porcentaje de las participaciones, es muy distinto para cada estado: destaca Durango (18%) , Jalisco (11%), Michoacán(11%) y la Ciudad de México (10%) . Con bajos niveles de retenciones respecto de sus participaciones están Veracruz con (0.1%), Sinaloa (1%), Coahuila (1%) y el Edomex (2%).

Por el tamaño que representa la nómina en el gasto de los gobiernos locales y por la situación fiscal que atraviesa la mayoría, será casi imposible que cumplan con esta obligación. Para terminar la injusticia, las retenciones deberían formar parte del presupuesto de estados y municipios. Con ello se evitaría la simulación y sería el primer paso para ordenar las nóminas, que tienen un alto nivel de subregistro y opacidad. El problema es la irresponsabilidad con que se manejan en la mayoría las finanzas locales. Además de las medidas de transparencia que se han impulsado en la Ley de Contabilidad Gubernamental, desde la Constitución se tendrán que establecer reglas del juego en el manejo de las finanzas públicas para que exista una responsabilidad compartida.

La reforma fiscal es un gran reto y tendrá que abordarse con total transparencia. Es tiempo de que, al igual que en Inglaterra y otros países, crezca el cuestionamiento social sobre la legitimidad de los distintos beneficiarios que “legalmente” no pagan sus impuestos. Hace falta una buena dosis de indignación social para acabar con los privilegios de uno de los sistemas tributarios mas ineficaces del mundo. Sin tabúes, sin mentadas.

* Senador por el PRD
mario.delgado@senado.gob.mx
Twitter: @mario_delgado1 Facebook: /mariodelgadocarrillo

Comparte esta entrada

Comentarios