Adolescencia y teatro

¿Ha crecido la violencia entre los jóvenes en las escuelas y el maltrato por parte de los maestros?

COMPARTIR 
Luz Emilia Aguilar Z 05/06/2014 00:00
Adolescencia y teatro

En el universo de grupos vulnerables que viven en nuestro país, uno con mínimas perspectivas, de cara a un gran cuello de botella en un amplio sentido, es el de los adolescentes. Expuestos a todo tipo de violencias y acosados por la publicidad para que consuman productos que no necesitan, incluso los dañan, la oferta cultural de calidad para los jóvenes es escasa. Si revisamos la cartelera, encontramos que las alternativas específicas para adolescentes son una rareza. El trabajo que viene realizando Boris Schoemann para este grupo es reconocible.

14:14 PM, del dramaturgo quebequense David Paquet, luego de una temporada en La Capilla, ha iniciado funciones en el teatro Benito Juárez. El texto, dirigido y traducido por Schoemann, está estructurado hacia un contundente final. Las voces de cuatro personajes, una madre y un profesor, suenan en un concierto de monólogos y diálogos vertiginosos, interpretados por Pamela Almanza, José Antonio Becerril, Luis Arturo García, María José JiménezAlejandro Toledo y Patricia Yáñez. Estos egresados del CUT e integrantes del grupo El Coro de los Otros, logran una fresca interrelación y dibujo de las identidades planteadas. La obra tejida con metáforas y situaciones concretas, nos muestra el desconcierto de los personajes al ir descubriéndose a sí mismos y el mundo que los rodea. Una joven vive en la zozobra por el rechazo que provoca su obesidad; un aplicado puberto, atormentado por su apariencia física, irrita a sus compañeros por sus excelentes calificaciones. Están el atraído por una mujer medio siglo mayor que él y la chava enfurecida con el mundo por la agresión, el odio y el desprecio con el que se tratan sus padres.

Entre ellos, aunque no lo vemos, está Carlos, quien ha encontrado en su participación en la radio de la escuela un refugio, por desgracia insuficiente para mitigar su volcán interior candente de agravios. Todos resultan atravesados por la violencia.

14:14 PM sucede en un espacio delimitado por una duela clara, que recuerda un salón de baile o un aula. No hay mobiliario. Un colorido vestuario arma un atractivo universo visual y marca el contraste entre los personajes. La trama se sostiene en los diálogos y monólogos y la elaboración coreográfica. El escenario se habita con un baile continuo y fresco.  Esta obra se presentará del 20 de mayo al 25 de junio en el teatro Benito Juárez, en funciones martes y miércoles a las 20:00 hrs.

Con una dramaturgia más intrincada, compleja y desgarradora, Los ojos de Ana, traducida por Humberto Pérez Mortera y dirigida por Schoemann, aborda desde otro ángulo el abuso y la discriminación. ¿Ha crecido la violencia entre los jóvenes en las escuelas y el maltrato por parte de los maestros? ¿se difunde y reconoce más? A través de Los ojos de Ana, el dramaturgo francés Luc Tartar nos llama a ver que la violencia en las escuelas tiene componentes estructurales. Viene desde un sistema económico, un paradigma de roles e identidades triturador de la autoestima, y se cuela en las íntimas dinámicas familiares. Aquí Ana, quien nos refleja en sus ojos de distinto color, pero a quien no vemos, es una muchacha superdotada a quien sus compañeros agreden.

En un escenario que parte de un aparente realismo que deliberadamente se disloca, los actores están dirigidos hacia la exaltación. En este universo, el mayor reto es el manejo de un tono en las delgadas fronteras entre lo grotesco de fondo trágico y una fuerte carga de humor negro, que en la puesta en escena oscila de momentos logrados a un ritmo con caídas. El desempeño actoral va de un trabajo de poco contraste, en el caso de José Cremayer y Christian Diez, a Guillermina Campuzano y Mahalat Sánchez, que se acercan a buenos chispazos de farsa, a ese fino abanico de matices que proyecta Alejandro Morales. Luego de una exitosa temporada en el programa de Teatro Escolar, esta obra se podrá ver hasta el diez de junio en el Orientación, del Centro Cultural del Bosque, con funciones lunes y martes a las 20:00 hrs.

14:14 PM y Los ojos de Ana, que abordan el tema del bullying, ese campo de batalla que es hoy la convivencia escolar, y que comparten el recurso de un personaje a quien no vemos que abre el abismo del dolor y de aquello inquietante que tanto cuesta reconocer, son una recomendable opción para que los adolescentes se acerquen al teatro y encuentren ahí un universo cercano a sus preocupaciones y capaz de cuestionarlos.

Comparte esta entrada

Comentarios