Dramaturgia, política y memoria

La entrevista de Emilio Cárdenas con el entrañable Víctor Hugo inicia con una reflexión sobre la importancia del teatro.

COMPARTIR 
Luz Emilia Aguilar Z 09/01/2014 00:41
Dramaturgia, política y memoria

¿De dónde viene “la nueva dramaturgia mexicana”? ¿Cómo fue la dramaturgia en nuestro país en las últimas tres décadas el siglo pasado? ¿Qué respuesta ha dado la escena a la realidad política de la nación? El libro Diálogos sobre el teatro, homenaje a Víctor Hugo Rascón Banda, va ofreciendo luces sobre éstas y muchas otras preguntas, en un disfrutable viaje por la memoria. El centro de la publicación es una entrevista de Emilio Cárdenas Elorduy a Rascón Banda realizada en septiembre de 2005, titulada “Diálogo Sobre su Vida y el Teatro”, que según me ha contado el propio Cárdenas duró cinco horas y fue videograbada. Dicha entrevista viene acompañada por las palabras del autor de Contrabando con motivo de la inauguración del Centro Cultural Paso del Norte y el teatro que lleva su nombre en Ciudad Juárez. A esos textos se suman escritos sobre Rascón de Carlos Montemayor, Luis de Tavira, María Rojo, Ignacio Solares, Rocío Galicia y Enrique Mijares, y una bibliografía sobre el autor homenajeado de Jacqueline E. Bixler.

La entrevista de Emilio Cárdenas con el entrañable Víctor Hugo inicia con una reflexión sobre la importancia del teatro, en la que el autor de Contrabando destaca la capacidad transformadora de este arte. Para Rascón Banda “el teatro sin desentrañar la condición humana, sin presentar el conflicto de los hombres con los dioses, consigo mismo, con los demás…. no sería teatro”.

En la revisión histórica Rascón Banda, dramaturgo que ha dejado profunda huella, una figura fundamental en la defensa de muchas causas positivas para la cultura nacional e impulsor valiosísimo de nuevas generaciones, exalta a los autores y las figuras que promovieron más que la difusión de la dramaturgia y el teatro universales, a los autores mexicanos. Esa fue una larga y continua batalla de Rascón Banda, que le valió interminables debates con sus contemporáneos. De Rodolfo Usigli, Rascón Banda afirmó que es quien “empieza a hablar del poder. Nadie se había atrevido a hablar en teatro del poder. Yo creo que nunca en la historia de este país, salvo Juan Ruiz de Alarcón, y eso de manera indirecta en sus obras”. Por supuesto que como dice Rascón, a quien tanto extrañamos, el gran autor teatral sobre el poder en México ha sido Usigli, pero hubo otros antes que abordaron el tema, como Irineo Paz y sus Héroes del día siguiente o Salvador Quevedo y Zubieta, con Huerta.

El testimonio de Rascón Banda se vuelve imprescindible cuando llega a las experiencias que él mismo vivió en su formación y práctica teatral. Obligado para las nuevas generaciones debiera ser su testimonio, entre muchos otros, de la metodología del taller de Hugo Argüelles, un erudito en teoría teatral e historia de la dramaturgia que congregaba a sus alumnos hasta el amanecer en rigurosas sesiones de estudio, discusión y lectura, dinámica a la que renunció Rascón Banda al encontrar que el maestro quería imponer a sus discípulos una manera homogénea de escribir teatro, a diferencia de Vicente Leñero, quien seguía criterios más abiertos.

La entrevista no sólo nos brinda un viaje detallado, vívido de las duras condiciones de aislamiento en la Sierra Tarahumara, donde nació y creció Rascón Banda, de las batallas que tienen que librar quienes aspiran a hacer una carrera y conquistar oportunidades desde la marginación geográfica y social, de su llegada a México, su formación en leyes y su vida en el teatro, donde estableció lazos de amistad y colaboración con Julio Castillo, Enrique Pineda, Luis de Tavira, Vicente Leñero, Luisa Huertas, Víctor Carpinteiro, entre muchos otros. Además de una historia personal, una historia del teatro y la conquista de los derechos de autor aquí y en el mundo, la entrevista es una singular historia de la banca en México en el paso de una etapa llena de esperanza a su liquidación en favor de los inversionistas extranjeros.

Diálogos sobre teatro, que además ofrece una colección de fotografías del autor, de sus obras y personas que le fueron cercanas, tuvo una primera edición en 2011 y una segunda el año pasado, la que fue presentada en la más reciente Feria del Libro de Guadalajara, ambas bajo el sello del Instituto Coahuilense de la Cultura. Este libro impulsado por Emilio Cárdenas Elorduy es un texto fresco, que atrapa y un valioso testimonio para la historia de México y nuestro teatro.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red