El sobreviviente

COMPARTIR 
Lucero Solórzano 03/03/2014 00:01
El sobreviviente

Al momento de escribir esta columna estamos a la espera de la ceremonia de entrega del Oscar, que concluyó ya entrada la noche ayer. Por ello mi comentario final al evento y sus resultados lo tendrá usted en mi columna del miércoles.

Por lo pronto le cuento que el viernes se estrenó una buena película de temática bélica y basada en un hecho real: El sobreviviente (Lone survivor, Estados Unidos, 2013). Muy en la línea de ese cine que hace homenaje a los marines, Navy SEALs, agentes y soldados en general, que forman parte de las Fuerzas Armadas estadunidenses, y que se han distinguido por su heroísmo y entrega en el cumplimiento del deber que les impone el eterno absurdo de la guerra.

Sobre esos jóvenes sometidos a entrenamientos espartanos, a grandes presiones y en ocasiones castigo cruel, que dejaron en sus hogares una familia, hijos, esposas embarazadas, padres, hermanos, novias con promesas de matrimonio, casas a medio terminar, planes, sueños, un futuro esperanzador, y su propia inocencia y juventud, es de los que habla la película dirigida por Peter Berg, actor que se mueve mejor como director.

La historia no está exenta del mensaje muy pro yanqui, de esa imagen de las operaciones militares estadunidenses que se venden como hazañas para salvar a la humanidad. Una película bélica que podría tener un mensaje antibélico, se desplaza con ambigüedad entre el horror de la guerra y su supuesta inevitabilidad que la puede hacer un poco tramposa. Aunque tiene a su favor un muy logrado ritmo en la edición y buenas interpretaciones, destacando el protagonista, Mark Wahlberg, que es muy convincente en este tipo de personajes. El resto de los actores que integran el grupo interactúan bien y se conectan con el espectador: Taylor Kitsch, Emile Hirsch y Ben Foster.

El guión, coescrito por Peter Berg y Marcus Lutrell, está basado en el best-seller de este último: (Lone Survivor: The Eyewitness Account of Operation  Redwing and the Lost Heroes of SEAL Team 10-El único sobreviviente: El registro de un testigo sobre la Operación Ala Roja y los héroes caídos del Equipo 10 de Navy SEALs). Lutrell  fue el único sobreviviente —y creo que aquí el título arriesga, pues revela el final de la historia—, de la Operación Ala Roja, una misión fallida que tuvo lugar en junio de 2005 en Kunar, Afganistán, y que costó la vida a más de 20 Navy SEALs de la Armada de los Estados Unidos.

La película se inicia con una incursión por los campos y bases de entrenamiento de los soldados y nos va relacionando con las vidas personales de cada uno, sus hogares, planes, fotografías, cartas, conversaciones, sueños, etcétera, el recurso narrativo más tradicional y repetido para encariñarse con los personajes.

Dejando aparte esta línea de “homenaje-agradecimiento-alabanza-patriotismo” de las Fuerzas Armadas, El sobreviviente es una muestra de buen cine comercial, cumplidora y que deja satisfechos a los que gustan de ese género, pero si usted es puntilloso a la hora de detectar ese mensaje propagandístico, puede que no sea su película.

Las secuencias de acción están manejadas con realismo y ritmo que no decae, pues a partir de que los cuatro soldados son emboscados por una cuadrilla de talibanes, entramos en una muy lograda continuidad de escenas en las que se defienden con la misma ferocidad con que son atacados.

Otro punto a favor de El sobreviviente es el manejo de la presencia de la población civil, eterna víctima de las guerras —y de alguna manera los eternos y verdaderos héroes—, que en este caso sufren la violencia y constante acoso de los propios grupos extremistas talibanes. Nadie les preguntó si querían que sus tierras, aldeas, casas, se convirtieran en campos de batalla. Hombres, mujeres, ancianos y niños, cuyo único compromiso es consigo mismos y mantenerse con vida.

El final se clava en la línea del patriotismo y recuerda La caída del halcón negro o Salvando al soldado Ryan, pero ya sabemos que esa es la cuota obligada en este tipo de películas.

Recomendable.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red