Lucero Solórzano La complejidad de lo sencillo
Me pasa con frecuencia que, cuando una película empieza con la frase: “basada en hechos reales”, puedo interpretarlo como una amenaza, una advertencia o simplemente como un aviso. Lo primero me ocurre con mayor frecuencia. Pude constatarlo aquí en el Festival de Cine de San Sebastián con la proyección de dos películas en un mismo día —y por cierto ambas protagonizadas por el actor británico Colin Firth—, que se iniciaban precisamente con esa leyenda: basada en hechos reales.El cine es una ficción, un buen conjunto de mentiras que bien encadenadas por un hábil escritor pueden hacernos creer en lo ...