Hagan pipí porque no me paro

COMPARTIR 
Los Mikos 08/04/2014 00:00
Hagan pipí porque no me paro

Humanos queridos, nosotros hemos llegado a su planeta con la pura intención de investigarlos, de desenredar el misterio que el comportamiento humano supone para la población allá en Mikón.

Ya se acerca uno de los periodos vacacionales que ustedes disfrutan de sobremanera, ya sea huyendo a los destinos turísticos como las playas, donde lucen sus acualetas con calcetín sin temor alguno a la crítica  o, por lo menos, en la azotea para asolearse en paños menores, pero de que no se les pasa nomás no se les pasa. La verdad es que son pocos los humanos que gozan con el privilegio económico suficiente para viajar en avión a sus vacaciones, a pesar, claro, de algunas aerolíneas que casi regalan sus boletos en sus anuncios, aunque al tratar de comprarlos te topas con que hay que pagar por cada cosa, por subir tus maletas, por formarte primero, por un sándwich de atún que sabe agrio y en una de esas muy pronto hasta por ir al baño. Y, hablando de ir al baño, quiero hacerles un reclamo a todos aquellos papás que llevan a sus hijos durante horas y horas en sus autos por las carreteras de su país y no los dejan bajar ni a hacer pipí, ¿qué les pasa?, ¿creen que con los años su raza a evolucionado en humanitos con vejigas más grandes? Ahí van los niños apretándose la entrepierna con tal de no mojar las vestiduras del Dart 85 de su papá. Y si son de aquellos piadosos que se paran y acompañan al chamaco al matorral, para que pueda descargar aquel líquido amarillo, no se conforman con ayudarle en el camino, le dan un bajón de pantalones hasta los tobillos para que luzca sus blancas nalguitas para todos los autos que transitan en la carretera, mismos que, sin dudar, le brindan un toquido de claxon y un silbido inhibidor, por lo que, después de unos segundos, el niño se atreve a decir: “Ya no tengo ganas”.

Algunos otros mitos hacen mágica la vacación de los cachorros humanos, desde la clásica amenaza de que en las albercas ponen un líquido especial para que el agua se pinte de colores cuando alguien no aguanta o no quiere salirse para no perderse los caballazos, hasta un amor veraniego como los que sólo suceden en las películas gringas.

Algo bueno deben regalarle a los cachorros de su raza, porque es un año donde se conmemoran varias cosas que hace 20 años existen en su planeta, por ejemplo, nació Justin Bieber, así que más nos vale recompensar al mundo después de hacer estrella al pelagatos ése. Hace 20 años también el vocalista de la mítica banda Nirvana se suicidó dejando una nota con letra muy fea, la mera verdad. Pero hace 20 años conocimos a dos personajes que nos enseñaron una forma de ser desenfadada y cotorrona, Pumba y Timón estrenaban su película junto con El Rey León y todo el mundo gritaba a cada rato “aaaaasigüenia babtsisibaba”.

Humanos adultos, no sean gachos con sus hijos, si no después no se quejen de que salgan como Jamie Edwards, de 13 años de edad, que de plano construyó su propio reactor nuclear con el apoyo de su escuela, la Academia Penwortham Priory de Preston, Reino Unido.

“No puedo creer que lo haya conseguido, a pesar de que todos mis amigos piensan que estoy loco”, dijo el joven científico.

Edwards, que comenzó a trabajar en octubre del año pasado en un laboratorio de la escuela, recreó con su reactor el proceso conocido como confinamiento electrostático de inercia.

Sin embargo, inicialmente varios laboratorios nucleares y universidades rechazaron la solicitud de Jamie en la que pedía fondos para su proyecto.

“Parece que no me tomaron en serio, debido a que era difícil creer que alguien de 13 años de edad pudiera ser capaz de hacer algo así, por lo que me dirigí al director de mi escuela”, dijo el buen chamaquito, no digo que esté mal, al contrario, ojalá hubiera más niños como éste, pero si les bajaron sus chorsitos o los hicieron aguantarse la pipí por muchísimos kilometros, agárrense porque seguro usan sus inventos contra ustedes, ¡méndigos!

Recuerden, humanos, que nos pueden seguir y enterarse de todas las barbaridades que descubrimos semana a semana en su planeta, a través de nuestra emisión televisiva todos los domingos a las 22:30 hrs. Tierra y su repetición de la madrugada por Cadenatres. Además, pueden buscarnos en la página oficial del canal www.cadenatres.com.mx y en las redes sociales como Facebook “grupo oficial mikorte informativo” o sigan a un servidor en Twitter: @monuelchangose.

Comparte esta entrada

Comentarios