El bullying

COMPARTIR 
Los Mikos 01/04/2014 00:00
El bullying

“El cerillazo”, “el chuta face”, “la ley del hielo”, “chón”, “el sopla-mocos”... ¿Cuántos de ustedes aplicaron alguna de estas maldades o, mejor aún, a cuántos de ustedes se las aplicaron?

La dinámica de abusar y/o ser abusado en la escuela es una que existe en este país y en este planeta desde que existe el concepto de escuela, yo creo. La niñez y la adolescencia son etapas en donde todos los animales, y ustedes son animales, aunque no figuren en los zoológicos, luchan entre sí para ir poco a poco encontrando su lugar en el mundo y también los límites de su cuerpo y de su inteligencia.

Hay muchos humanos, sobretodo adultos, que creen que esos abusos que sus hijos viven en la escuela siguen teniendo esa naturaleza, pero aquí está la noticia: el bullying tiene una naturaleza totalmente diferente y está desbordando las escuelas.

Imagínense que van a cocinar un platillo, vayan echando esto a la olla:

Un padre ausente o, en el mejor de los casos, un padre muy trabajador que no suele estar en casa; una madre que también trabaja y también está ausente; una programación televisiva basura repleta de falsos valores, doble moral y violencia; juegos de video cada vez más violentos y con mejor definición donde el jugador es el ejecutador de violencia; y por último internet: acceso a cualquier tipo de información, falsa o verdadera, sin restricciones.

Éste es el panorama de los niños de hoy, ustedes me disculparán pero ésa, definitivamente, no es la vida que vivieron los niños de los años 80 para atrás.

Ayer le hice una entrevista a Trixia Valle, directora de Fundación en Movimiento, que se encarga de erradicar el bullying de las escuelas. Me platicó muchas cosas interesantes, por ejemplo, exactamente qué se considera bullying y me dijo que debe ser una práctica “entre pares”, o sea, que entre alumnos, no hay tal cosa como un niño “bulleado” por un maestro (en todo caso eso tendría otro nombre), la práctica debe cumplir con las “3 C”, o sea: constante, contra alguien, con intención.

 Las prácticas de abuso que se llevan a cabo hoy en día están saliendose de cauce y es importante saber por qué. Primero hay que tomar en cuenta que los niños no nacen siendo malandrines. Es todo su entorno el que los orilla. Primero los padres, que están ausentes y no le dan guía a sus hijos para procesar esa cantidad de estímulos que provienen de los medios de comunicación, que son el segundo factor, junto con internet.

Me platicó también que los maestros están atados de manos porque, por indicación oficial de la SEP, hoy en día los maestros no pueden bajar calificaciones, sacar del salón o llevar a cabo cualquier tipo de reprimenda que tenga que ver con el comportamiento de los alumnos.

¿Quién les dice que “no” a estos niños? Los maestros lo tienen prohibido y los padres, en parte por estar trabajando y en parte por sentir que sus hijos no se sientan queridos, nadie le pone límites... sólo ellos mismos.

Me platicaba que en las escuelas los niños cobran la entrada a los baños, amenazan a las personas de las tienditas... Vaya, las escuelas son como cárceles. Si usted iba a la escuela en los años 50 y la maestra le pegaba de reglazos en los dedos y pensaba que la escuela era una cárcel, déjeme decirle que no, ahora sí parecen cárceles: intimidación, sobornos y golpes.   

Me contaba también que los papás creen que sus hijos le tienen miedo a los bullys, pero por lo general le tienen miedo a sus papás. A un niño le da muchísima vergüenza quedar mal con sus papás.

Y luego otro problema, cuando se le pide a los jóvenes que platiquen de sus problemas, no dicen nada, no se pueden expresar. ¿Saben por qué? Xq elloz disen “x” ola ke ase.

No saben expresarse porque ya no saben ¡ni escribir ni hablar!

En resumen: papás, su presencia y su cariño son muchísimo más importantes y más valiosos que el PlayStation que sus hijos quieren. ¡Entiéndanlo! ¡Su cochino dinero no es el camino!

Yo sé que voy a sonar a viejito estricto, pero los niños necesitan límites para entender el mundo. Porque el mundo tiene límites.

Si están interesados en ponerse en contacto con esta institución para una asesoría o un taller, les recomiendo que lo hagan, les van a ayudar, ya verán.

www.fundacionenmovimiento.org.mx y para los jóvenes: www.bullyinformate.org

Simeone Monarres

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red