Arte para el cambio social

Diez mujeres de Guanajuato se preparan para representar una versión con acento local de El Mercader de Venecia.

COMPARTIR 
London eye 07/07/2014 00:09
Arte para el cambio social

Por Duncan Taylor

La comunidad de San Juan de Abajo, en las afueras de la ciudad de León, Guanajuato, tiene uno de los mayores índices de pobreza en el estado, 40% de sus habitantes carece de agua potable y la población es mayoritariamente de madres solteras como resultado de la migración de su diezmada población masculina. En esta comunidad, diez mujeres que probablemente nunca han asistido a una obra teatral, se preparan para representar una versión con acento local de El Mercader de Venecia.

Ellas mismas, a diferencia de la tradición isabelina que no admitía mujeres en el escenario, representarán los papeles femeninos y masculinos de la obra clásica de William Shakespeare. Lo harán contando parte de sus propias historias de vida, y se presentarán en el mes de octubre dentro del programa oficial del Festival Internacional Cervantino (FIC), dirigidas por el joven director Javier Sánchez Urbina.

Lo anterior forma parte del Proyecto Ruelas, una iniciativa del FIC que con el apoyo del British Council se ha propuesto organizar a cuatro comunidades afectadas por la desigualdad y la violencia en la representación de obras de Shakespeare, en el marco del 450 aniversario de su nacimiento.

El pasado mes de junio comenzaron los trabajos para la formación de estas cuatro compañías de teatro no profesional en los municipios de León, Salamanca, San José de Iturbide y la capital del estado. Las obras de Shakespeare se presentarán en las plazas y callejones de Guanajuato como parte del festival más importante en Iberoamérica paras las artes escénicas, y posteriormente en otras ciudades del país. Con esta iniciativa se afianza la colaboración entre el Reino Unido y las instituciones culturales mexicanas en la construcción de una agenda de cooperación cultural con un acento social.

En los últimos años hemos aprendido que el arte y la cultura no sólo son una expresión estética de las bellas artes, en un sentido más amplio la cultura es una herramienta para el desarrollo y un vehículo de transformación social. Recuperar los espacios públicos, acercar a las comunidades a la producción cultural, hacerlas protagonistas de estos procesos, como en el caso ejemplar del Proyecto Ruelas, es una expresión de una nueva manera de ver a la gestión cultural en la que México y el Reino Unido coincidimos ampliamente.

El British Council desarrolla una agenda global vinculada al arte como un recurso de gran valor para la inclusión social, la tolerancia, el respeto por la diversidad y la convivencia pacífica. En el caso de México además del Proyecto Ruelas, el pasado mes de mayo se llevó a cabo en la ciudad de Tijuana el programa Danza para la Convivencia.

Bajo el lema, “Si podemos bailar, podemos hablar”, este proyecto,  consistió en la impartición de talleres de danza contemporánea a jóvenes en situación de vulnerabilidad por parte de coreógrafos y músicos británicos. El proyecto piloto se realizó en la comunidad de Camino Verde, una de las zonas más afectadas por la pobreza y la violencia de esta ciudad fronteriza. Más de 30 jóvenes de una escuela telesecundaria encontraron a través de la danza un camino para la convivencia. La experiencia se replicará en agosto en el municipio de San Pedro Garza García, en Nuevo León. En todos los casos se ha contado con el apoyo de las autoridades locales, de esta manera se fortalece la cooperación cultural en su sentido más contemporáneo e incluyente entre nuestros dos países.

Espero sus comentarios en londoneye@fco.gov.uk  y síganos en Twitter

@ukinmexico, @mxbritish y @DuncanJRTaylor

 * Embajador de Reino Unido en México

Comparte esta entrada

Comentarios