Día Mundial de la Libertad de Prensa

Debemos celebrar la libertad de expresión, pero reconocer que tenemos que hacer más para mantenerla y defenderla.

COMPARTIR 
London eye 05/05/2014 00:00
Día Mundial de la Libertad de Prensa

Por Duncan Taylor

La libertad de expresión es fundamental para la dignidad humana, para el correcto funcionamiento de la democracia, y para la consecución de otros derechos humanos. Las personas necesitan poder discutir y debatir asuntos públicos, cuestionar a los gobiernos, y tomar decisiones informadas. Para lograrlo, periodistas, medios de comunicación y cada vez más blogueros y ciudadanos en redes sociales necesitan ser capaces de trabajar con libertad y seguridad para compartir la información fundamental a este derecho. En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa debemos celebrar la libertad de expresión que gozamos, pero reconocer que tenemos que hacer más para mantenerla y defenderla.

El periodismo en México es un trabajo de alto riesgo. Regularmente hay reportes de asesinatos, secuestros y amenazas contra periodistas. La organización Artículo 19 reportó que 2013 fue el año más violento para los periodistas en México desde 2007, con un total de 330 actos de violencia. Esto es agravado por la impunidad ya que aquellos que cometen estos crímenes no son llevados ante la justicia. Todos hemos escuchado sobre periodistas que censuran su propio trabajo por miedo a ver vulnerada su propia seguridad y la de sus familias. El gobierno mexicano ha tomado pasos importantes para atender este problema, incluyendo la creación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión y el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Pero a pesar de estos progresos, no ha habido sentencia judicial alguna por parte de la oficina de la Fiscalía Especial hasta la fecha, y ha habido muchas críticas sobre el mecanismo por parte de la misma gente a la que se supone debería proteger.

No sólo es en el periodismo tradicional donde la libertad de expresión podría estar en riesgo. Internet es uno de los instrumentos más poderosos para coadyuvar en la construcción de sociedades democráticas. Facilita el libre flujo de información e ideas. Pero enfrenta retos conforme los gobiernos alrededor del mundo tratan de regularlo y controlarlo. Esto se debe en parte a preocupaciones legítimas sobre seguridad digital, terrorismo, derechos de autor o crimen, pero en ciertos países también tiene como motivación el uso cada vez mayor de comunicaciones digitales para movilizar y expresar el disenso político. En los últimos años hemos visto cómo regímenes autoritarios bloquean servicios y contenido en línea, imponen una regulación poco transparente y restrictiva y buscan incorporar herramientas de vigilancia a su infraestructura de internet para identificar a activistas y críticos.

Creo que es esencial proteger la libertad de expresión en línea de la misma manera que lo hacemos fuera de internet. Debemos estar muy al pendiente de las tendencias globales hacia las restricciones: es sumamente importante que donde haya gobiernos que sientan que esas restricciones son legítimas, como por ejemplo para evitar que la gente utilice internet para incitar violencia o crímenes de odio, no se limite la expresión política, el debate democrático o las reuniones pacíficas. Cualquier acción que se tome debe ser en el marco de la ley, perseguir un objetivo legítimo y ser proporcionales a las metas que buscan alcanzar.

Promover y proteger la libertad de expresión debe ser una prioridad para todos los gobiernos. Como suele decirse: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Luchemos todos para proteger la libertad de expresión.

Espero sus comentarios en londoneye@fco.gov.uk y síganos en Twitter @ukinmexico.

* Embajador de Reino Unido en México.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red