Luchando contra las desapariciones forzadas en Monterrey

El trabajo de la hermana Consuelo se enfoca en los casos de más de mil 150 desaparecidos registrados por CADHAC.

COMPARTIR 
London eye 14/04/2014 00:00
Luchando contra las desapariciones forzadas en Monterrey
Por Duncan Taylor*

 

Los diplomáticos no tienen poder real. Nuestro trabajo consiste en influenciar y persuadir. Esperamos tener un impacto positivo dentro de las sociedades en las que trabajamos; pero normalmente nuestros esfuerzos al colaborar con otros actores clave, serán sólo uno de muchos factores que afectan un resultado particular y normalmente no observamos un resultado directo en el corto plazo. Pero esta semana, en una visita a Monterrey para promover nuestros enlaces comerciales, tuve la oportunidad de ser testigo de cómo la sociedad civil y las autoridades locales, con una pequeña ayuda de la embajada británica, han logrado hacer una genuina diferencia. Quedé impresionado y deseo compartir un poco de información sobre estas personas sobresalientes, quienes hacen una gran labor.

Coincidentemente, el jueves pasado el canciller William Hague lanzó el Reporte Anual de Derechos Humanos y Democracia 2013 del Ministerio de Relaciones Exteriores británico. Éste comprende todo el trabajo que el Ministerio ha realizado globalmente en derechos humanos e incluye una breve mención a este proyecto de Monterrey.

Tuve el placer de conocer a la hermana Consuelo Morales, una mujer formidable e inspiradora. Ella es la directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), una organización comunitaria de Monterrey. Ella ha encabezado un trabajo sin precedentes para combatir las desapariciones forzadas, un problema serio en México. El reporte de Human Rights Watch estima que existen 27 mil mexicanos desaparecidos.

El trabajo de la hermana Consuelo se enfoca en los casos de más de mil 150 desaparecidos registrados por CADHAC en los últimos cinco años. Tristemente, sólo 50 de estos individuos han sido encontrados vivos, frecuentemente detenidos, pero la hermana Consuelo y su dedicado equipo trabajan sin descanso para ayudar a las familias de los desaparecidos y averiguar qué ha sucedido con sus seres queridos. Su compasión la impulsa a combatir no sólo por resoluciones legales, pero también por la provisión de apoyo social, sicológico, emocional y financiero para las familias, particularmente a niños que viven sin alguno de sus padres desaparecidos. La hermana Consuelo empodera a estas familias para que demanden la justicia y el apoyo que necesitan.

Aun alguien tan dedicada como la hermana Consuelo necesita ayuda para hacer la diferencia. Estoy muy orgulloso de que en la Embajada Británica hayamos podido ofrecer algo de asistencia a ella y a CADAHC, proporcionando consejos de expertos y poniéndolos en contacto con individuos con experiencia relevante. Pero lo que realmente hizo la diferencia y logró que este proyecto sobresaliera ha sido la efectiva, constructiva y valiente colaboración del procurador general de Nuevo León, Adrián de la Garza. Ninguno de los cambios establecidos sobre desapariciones forzadas hubiera sido posible sin su compromiso y apoyo.

En 2013, este apoyo ha resultado en una transformación clara. Una nueva definición de desaparición forzada, compatible con los estándares internacionales, es ahora parte de los estatutos del Estado. Una Ley de Víctimas que toma en consideración las necesidades sociales, sicológicas y económicas de las víctimas de violaciones a los derechos humanos está en vigor. Y un nuevo protocolo para la investigación de desapariciones ha sido adoptado, con una unidad especial de policía que lleva a cabo las pesquisas. El proyecto ya capturó la atención de estados vecinos, quienes están interesados en replicar lo que Nuevo León ha logrado; y podría servir incluso como modelo en otros países. Miembros del Grupo de Trabajo para Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU identificaron potencial para que el sistema funcione en otros países.

Hay todavía un largo camino por recorrer para eliminar esta terrible práctica, pero el trabajo de la hermana Consuelo, del procurador De la Garza y sus equipos me exhortan a ver positivamente hacia el futuro. Todos debemos apoyarlos en su tarea.

Espero sus comentarios en londoneye@fco.gov.uk y síganos en Twitter @ukinmexico y @DuncanJRTaylor.

Embajador de Gran Bretaña en México.

Comparte esta entrada

Comentarios