El Chapo Guzmán: ¿un gran empresario?

COMPARTIR 
Leo Zuckermann 25/02/2014 02:11
El Chapo Guzmán: ¿un gran empresario?

De entrada, y para que quede claro, considero que Joaquín Guzmán Loera es un criminal despiadado que no puede ni debe ser ejemplo de nadie. Como jefe de uno de los cárteles más poderosos de la historia, y como sicario que fue, es responsable del sufrimiento de muchas víctimas de asesinato, violación y tortura. Habiendo dicho esto, hay que reconocerle una gran habilidad empresarial. Es una lástima que su capacidad e ingenio las haya aprovechado en un negocio ilegal y violento como es el trasiego de drogas.

El Chapo es lo que se conoce en inglés como un self made man, es decir, alguien que viene desde muy abajo para llegar a la cúspide. Nació en el seno de una familia pobre en la comunidad rural de La Tuna, municipio de Badiraguato, Sinaloa. La poca educación que recibió (estudió hasta el tercer año de primaria) se la dieron profesores rurales itinerantes. Desde pequeño, comenzó a sembrar plantas enervantes y vender mariguana junto con su padre. A los 15 años ya tenía su propio negocio y sostenía a toda su familia.

Fue creciendo en su empresa. En los ochenta se unió al cártel de Guadalajara, entonces el más poderoso de México. Trabajó para El Güero Palma supervisando el transporte de drogas hacia Estados Unidos. Siempre ambicioso, se fue ganando la confianza de los jefes, recaudando cada vez más comisiones. Implacable, asesinaba a cualquiera que pusiera en riesgo su negocio. Eventualmente se convirtió en uno de los hombres de más confianza del capo Félix Gallardo. Llegó a dirigir las operaciones de logística para transportar drogas de Colombia a México y luego a Estados Unidos. Desarrolló una importante red de contactos internacionales.

Al desarticular el gobierno a los cárteles de Guadalajara y Tijuana, El Chapo se convirtió en el narcotraficante más importante del país. Fundó el cártel de Sinaloa que, a la postre, se convirtió en una de las organizaciones criminales más grandes y con mejor capacidad operativa de la historia. Su ficha en la revista de negocios Forbes así lo presenta:

“Director general (Chief Executive Officer) del cártel de Sinaloa, El Chapo es el más poderoso narcotraficante del mundo. Este cártel es responsable de un estimado de 25% de las drogas ilegales que entran a Estados Unidos desde México. Expertos en aplicación de leyes antidroga estiman, de manera conservadora, que los ingresos del cártel podrían sobrepasar los tres mil millones de dólares al año. Este febrero, la ciudad de Chicago lo nombró ‘Enemigo Público Número Uno’ desde Al Capone”.

Hablando de Forbes, desde 2009 lo incluyó en su famosa lista anual de multimillonarios. Sin poder comprobar cómo habían calculado su fortuna, la revista irresponsablemente afirmaba que poseía mil millones de dólares. En 2013 ya no lo incluyeron (supongo que esta ocurrencia empañaba el cálculo de las fortunas de los otros multimillonarios del mundo). No obstante, incluyeron a Guzmán en la lista de personas más poderosas del orbe, en el lugar 67 de 72.

La ingenuidad y capacidad operativa de Guzmán es legendaria. A lo largo de los años han aparecido historias increíbles sobre su negocio. A continuación, algunos ejemplos:

* Siempre procuró ir ganando participación de mercado en Estados Unidos, aprovechando el debilitamiento de sus competidores, como los cárteles colombianos.

* Utilizó todo tipo de trucos para exportar drogas a Estados Unidos: dentro de latas con chiles, en sandías genéticamente modificadas o en pepinos y plátanos falsos.

* Construyó una sofisticada red de túneles en la frontera entre México y Estados Unidos; uno de ellos, entre Tijuana y la Mesa de Otay, tenía la longitud de seis canchas de futbol, con rieles y aire acondicionado.

* Cuando los hermanos Amezcua cayeron, su cártel rápidamente se convirtió en uno de los principales exportadores de metanfetaminas a Estados Unidos, utilizando su vasta red de distribución aérea, marítima y terrestre que ya tenían para la cocaína.

* Su organización logró tener operaciones en 200 ciudades de la Unión Americana y 50 países.

* De acuerdo con las autoridades estadunidenses, es la persona que más ha metido drogas ilegales a Estados Unidos en toda su historia, sobrepasando al colombiano Pablo Escobar.

Termino insistiendo que considero a Guzmán como un criminal de la peor calaña. Es un pésimo ejemplo para cualquiera. Qué lástima que una persona con su capacidad e ingenio se haya dedicado a ese negocio. Vaya derroche de talento empresarial. Porque, de que era un gran empresario, nadie, ni los estadunidenses, lo pueden negar.

                Twitter: @leozuckermann

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red