Balance de un periodo complejo

COMPARTIR 
Laura Rojas 04/05/2014 00:29
Balance de un periodo complejo

El pasado miércoles, la actual Legislatura, cerró su segundo año de sesiones ordinarias abriendo paso a los periodos extrordinarios que serán necesarios para la aprobación de la legislación secundaria en materia enegética, telecomunicaciones y político-electoral. Al final de un ciclo siempre es bueno hacer un balance sobre la labor realizada, los logros alcanzados y los retos sobre los que hay que seguir trabajando, particularmente luego de un proceso de reformas tan profundo y complejo como el que desarrollamos durante el último año.

Si bien la mayor atención se ha concentrado en la falta de concreción de las reformas energética y de telecomunicaciones, no hay que ignorar otras reformas que sí alcanzaron a ver la luz y que son de gran relevancia como la Ley de Competencia cuyo objeto es regular los mercados, sancionar prácticas monopólicas y hacer que los productos y servicios sean más baratos; la reforma que limita el fuero militar en los casos que involucren a miembros de las Fuerzas Armadas que cometan delitos contra civiles lo que atiende a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; o la integración de nuevos órganos del Estado como la nueva institución responsable de garantizar el Derecho de Acceso a la Información Pública conocido como “nuevo IFAI”.

Entre las aprobaciones relacionadas con la política exterior de México también hay asuntos que valen la pena ser destacados como la ratificación de diversos instrumentos internacionales bilaterales en materia fiscal y de cooperación que abonan a la diverificación de las relaciones de México más allá de Estados Unidos, así como de varios instrumentos de política multilateral que a pesar de no tener los reflectores que atraen los temas de la agenda nacional, se convierten en referentes de estandares internacionales a los que hay que ajustar nuestra legislación nacional con lo que su impacto sobre la vida de las y los mexicanos se materializa.

Derivada de la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos de 2011, la nueva redacción del artículo 33 que garantiza el derecho de audiencia a cualquier persona extranjera que esté sujeta a proceso de expulsión del país, permitió al Senado aprobar el retiro de reservas a varios instrumentos internacionales, limitando una de las disposiciones más injustas y arbitrarias de nuestra de legislación: el derecho a expulsar a un extranjero, sin otorgarle ningún espacio para su defensa y en muchos casos, sin que se diera al menos una explicación.

Asimismo, la aprobación del retiro de la reserva a la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas por el cual México reconoce que en nuestro territorio el delito de desaparición forzada no podrá tener un trato diferenciado por razón del fuero militar representa un avance importante en la protección de los Derechos Humanos. En materia ambiental, aprobamos la Enmienda de Doha al Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece un segundo periodo de compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que son los principales causantes de las alteraciones al ambiente, en tanto se logra un nuevo acuerdo universal más ambicioso. Sin duda, la concreción de las reformas constitucionales aprobadas el año pasado, requieren de todo el esfuerzo y compromiso por parte de los legisladores para la mejor construcción posible de las leyes secundarias pendientes en un marco de discusión muy cuidadoso e incluyente que permita no sólo respetar sino perfeccionar lo alcanzado. Ése será el reto de los periodos extraordinarios de este año.

                *Politóloga. Senadora de la        República.

                Twitter: @Laura_Rojas_

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red