¡Es la economía..!

Las bancadas del PAN, como oposición, tenemos también que centrar nuestro trabajo en la fiscalización del gobierno...

COMPARTIR 
Laura Rojas 02/02/2014 01:58
¡Es la economía..!

Ayer se inauguró el periodo ordinario de sesiones del Congreso con la enorme expectativa de aprobar la legislación secundaria que haga realidad las promesas encriptadas en cada palabra modificada de nuestra Constitución. Promesas de desarrollo, de un mejor futuro, dichas una y mil veces en foros de análisis, comisiones, tribuna, plazas públicas, medios de comunicación y foros internacionales.

Una vez más, México parece estar a punto de despegar. De hecho, como resultado de la aprobación de las reformas estructurales, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha previsto un crecimiento económico para nuestro país de 3.8% en 2014 e incluso ha pronosticado que el beneficio logrará su pleno impacto entre 12 y 36 meses. Pero las reformas por sí solas no dan de comer. Si bien es cierto que los cambios en materia laboral, educativa, de telecomunicaciones, de competencia económica, financiera, fiscal y energética tienen como objetivo incrementar la productividad y el crecimiento económico del país, si no se implementan pronto y bien, terminarán por ser quimeras.

Por su parte, el Banco de México, considerando tanto las reformas aprobadas como la recuperación de la economía estadunidense, que se espera atraiga un mayor flujo de capitales, ha pronosticado un crecimiento de 3.7%. Las expectativas de crecimiento de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para este año son del 3.9 por ciento.

Las expectativas de la región y del mundo no son halagüeñas. En América Latina y el Caribe se prevé que el PIB se incrementará en un modesto 2.9% este año, consolidándose en 3.7% en 2016. El producto en Oriente Medio y Norte de África se mantiene estancado debido a los disturbios sociales y políticos. Aunque se pronostica una aceleración del crecimiento de la región de 2.8% este año a 3.6% en 2016, dicho avance no será lo suficientemente sólido para reducir el desempleo y la capacidad ociosa de manera considerable. Por su parte, la actividad de Asia meridional repuntará de un modesto crecimiento de 4.6% en 2013 a 5.7% este año y a 6.3% y 6.7% en 2015 y 2016, respectivamente. También se espera que el crecimiento de África, al sur del Sahara, se afirme en 5.3% en 2014 y aumente a 5.5% en 2016, impulsado por flujos de inversión sólidos y constantes.

Tener estos datos en mente de cara a la creación y modificación de cerca de 40 leyes es fundamental para comprender que éstas deberán de ser diseñadas para lograr sus objetivos en un contexto económico complicado, donde países de otras regiones son más competitivos, además de lidiar con los propios obstáculos nacionales, como la inseguridad, la ingobernabilidad, la corrupción y la debilidad institucional.

Con el propósito de orientar el mensaje a los asuntos importantes de la vida cotidiana de la gente, James Carville, jefe de campaña de Bill Clinton, acuñó en los 90 la famosa frase: “Es la economía, estúpido”. Hoy, como hace dos décadas, lo más importante para la gente es su economía, no importa si los políticos nos llevamos mejor y acordamos por fin reformas, si éstas no se traducen en una mejor forma de vida, así que a la par que los legisladores trabajamos los siguientes tres meses en la legislación secundaria, las bancadas del PAN, como oposición, tenemos también que centrar nuestro trabajo en la fiscalización del gobierno para asegurar una adecuada implementación de éstas que garantice que las promesas, esas que hemos repetido tanto, se concreten en realidades.

                Politóloga. Senadora de la República

                Twitter: @Laura_Rojas_

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red