Búsqueda implacable 3

La Crítica

La Crítica

Búsqueda implacable 3

04 de Febrero de 2015

Por Adrián Ruiz Villanueva

En la primera ocasión el exagente Bryan Mills, encarnado por Liam Neeson, repartía cates a diestra y siniestra con tal de recuperar a su hija, quien fue raptada por una red de trata de mujeres, entre otras bondades más. El resultado fue satisfactorio, había entretenimiento y un guión solvente. Las rencillas de los vencidos se hicieron palpables, por lo que en la segunda parte raptan a la mujer del hombre que los hizo ver como imbéciles. El resultado volvió a ser positivo, aunque ya se veía gastado.

Ahora todo parece metido con calzador, luego de haber rescatado el pellejo de su familia, aunque en esta ocasión se encuentra divorciado, nuestro protagonista será perseguido por los celadores del bien, como la CIA, FBI y policía, quienes lo perseguirán a capa y espada, pues es el sospechoso número uno de haber asesinado, presuntamente, a su exmujer (Famke Janssen).

Ante tal pérdida y una reputación por limpiar, sobre todo ante la mirada de su hija, el héroe hará lucir a todos como estúpidos, incluido un nuevo personaje, el agente Frank Dotzler (Forest Whitaker). Con la tecnología y la habilidad felina que caracteriza a Mills, ya muy desgastada para esta entrega, los intereses, las persecuciones y un giro de tuerca, no muy bien trazado, son los aditamentos de esta tercera entrega escrita y producida por Luc Besson, quien vuelve a utilizar su sentido del humor chabacano.

Uno de los puntos a favor es la inclusión de Whitaker, quien da un contrapeso correcto al protagonista de La lista de Schindler, aunque hay algunos homenajes a cintas como Caracortada, en la versión de Brian de Palma, el desglose de las secuencias luce sin carisma y desangelado, por no decir decepcionante.

Las dos entregas anteriores contaron con locaciones europeas, que lucían y daban un valor agregado a la trama, éstas iban acompañadas de la adrenalina y el suspenso, en esta ocasión se carece de ambos elementos. Desde un principio, sin ser gran conocedor, sabes quién es el responsable del calvario que se teje a lo largo de 109 minutos.

En esta ocasión el resultado no es tan implacable en cuanto a esparcimiento, es más de lo mismo, pero con menor solvencia, menos explosividad y ningún factor de suspenso que te mantenga al filo de la butaca, el resultado es rutinario.

  • Dirige:
  • Olivier Megaton

Actúan:

  • Liam Neeson
  • Forest Whitaker

Comentarios

Lo que pasa en la red