TRASCENDER

COMPARTIR 
La Critica 21/06/2014 00:03
TRASCENDER

Por Adrián Ruíz

La nanotecnología, utilizada para crear materiales, aparatos y sistemas novedosos y poco costosos con propiedades únicas, es el vehículo para narrar un thriller, aderezado por el romance y la ciencia ficción. El doctor Will Caster (Johnny Depp) busca una alternativa para crear una máquina con sensibilidad y pensamientos, equivalentes al ser humano. De conseguirlo, iría en contra de los mismos paradigmas de Dios. En medio de su búsqueda un grupo radical busca entorpecer y sabotear dichos avances, los cuales irónicamente ayudarán a detonarlo. Paralelo a todo este complejo, Evelyn Caster (Rebecca Hall) y Max (Paul Bettany), esposa y amigo del protagonista, respectivamente, se enfrentarán a una encrucijada, luego de la muerte del doctor en cuestión.

 Bajo lo antes mencionado se teje la ópera prima de Wally Pfister, antes conocido como director de fotografía de Christopher Nolan en los filmes El origen y El caballero de la noche, quien explora la relación de la tecnología con el ser humano, sus pros y sus contras, en una mirada superficial. Sin embargo, se abordan preguntas, incluso existencialistas, en las que se podría cuestionar, ¿en dónde radica el alma de un ser humano después de la muerte de alguien?, ¿hasta dónde un avance científico, en pro de la humanidad, puede ser utilizado para fines personales y egoístas?, ¿qué tanto ha modificado la tecnología a la convivencia humana y cuál podría ser el futuro?, ¿cuánto puede llegar a corromperse la esencia de un ser humano luego de experimentar el poder y creerse omnipotente? Todas las respuestas quedan al aire para que el espectador formule sus respectivas hipótesis.

Dentro del género del thriller, que es la mayor parte del filme, la propuesta falla un poco al tomarse su tiempo para contar las cosas, de igual modo el lenguaje utilizado, debido a términos complicados puede diluir un poco la percepción y la atención del tema principal. La ópera prima de Pfister funciona más como un romance con un desenlace triste. Con un presupuesto de cien millones de dólares, la cinta edifica un buen contenido visual en cuanto a fotografía y efecto. A su vez este marco luce aún más con el ramillete de actores con los que se hace ayudar el filme, sobre todo Depp, quien demuestra aplomo y un alejamiento de los antihéroes a los que nos ha acostumbrado en los últimos tiempos, y bajo la dirección de Burton. En resumen, la película posee buenas ideas con un desenlace precipitado y un desenvolvimiento no del todo óptimo.

Dirige:

  • Wally Pfister.

Actúa:

  • Johnny Depp, Rebecca Hall, Morgan Freeman y Paul Bettany.

Comparte esta entrada

Comentarios