MALÉFICA

COMPARTIR 
La Crítica 05/06/2014 00:00
MALÉFICA

Por Adrián Ruiz Villanueva

A través de las distintas versiones del cuento La bella durmiente, cuyos orígenes datan de la tradición oral, Disney tejió en 1959 su propia versión, haciéndola lo más rosa y feliz posible, de este modo introdujeron a Maléfica, una hechicera poderosa y enojada con la vida por no haber sido invitada al bautizo de la princesa Aurora, rabieta femenina que ha sido expuesta incluso en  textos griegos; fue así como lanzó una maldición en la que el uso de una rueca dictaminaría su muerte, encanto que fue matizado por una tercera hada, la cual dictaminó un sueño profundo y el ser despertada por el beso del amor verdadero.

Aunque en las versiones de los hermanos Grimm y Perrault la villana aparece poco, en una versión vista como hada y en otra como sabia, la casa Disney le dio matices y contumacia al personaje, llegando a ser considerada como una de las villanas más eficaces y aterradoras. Más de medio siglo ha pasado y el personaje vuelve a ser retomado, ahora en la piel de Angelina Jolie, quien hace uso de su belleza y carisma, así como de su silueta espiriflautica, para darle otro cariz a esta mujer, denominada como hada en esta nueva versión.

En una reinterpretación o transgresión al clásico animado, el cual puede ser cobijado por el espectador o por otro lado, aquellos que crecieron aterrados con la imagen de esta villana podrían llegar a sentirse traicionados, en definitiva la odiarán o la amarán. Las alas, con connotaciones de libertad y del libre albedrío, así como la esencia del personaje principal, son esenciales a lo largo de la trama. A su vez  el amor, la traición y el deseo de venganza son fundamentales para el desarrollo de la historia.

Un mundo mágico, hechizante, a resumidas cuentas de hadas, es lo cincelado en el lienzo de la pantalla grande, el cual luce aún más en la versión de 3D. Elle Fanning conecta con Angelina Jolie ayudando a la reinvención y redención de esta dama ataviada en indumentarias negras de seda, para ello se apela a la emotividad, el sentido del humor y la ternura. El conjuro está puesto en la mesa, posee los elementos de hechizar a cualquiera con sus respectivas reservas, sobre todo para los fans de la villana en cuestión.

Dirige:

Robert Stromberg.

Actúan:

Angelina Jolie.

Elle Fanning.

Imelda Staunton.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red