AMOR POR CONVENIENCIA

COMPARTIR 
La Crítica 13/05/2014 00:00
AMOR POR CONVENIENCIA

Por Adrián Ruiz Villanueva

“Ten cuidado con lo que deseas porque se puede hacer realidad”, reza un concurrido dicho, que está a punto de aplicarse a la perfección para Alice (Juno Temple) y John (Michael Angarano), una pareja enamorada, pero con ciertos problemas monetarios. Él labora en una empresa pequeña en ventas, con lo que debe mantener una casa alquilada. Ella desea trabajar en un puesto como jefa, con un título que le costó tres años y sin ninguna experiencia. Ante este panorama, su destino y el sueño americano están por comenzar.

En medio de deudas y de caprichos incosteables, Alice, como buena conocedora del arte, se topará con una lámpara, en una extraña forma de álter ego a la de Aladino, la cual vendrá a resolver los problemas financieros de la pareja, ya que posee el poder de dar dinero con una condición: la cantidad del dinero dependerá del daño físico o emocional que provoquen en aquellos que la toquen o aquellos que estén a su alrededor. Bajo estas reglas se rige una comedia basada en un cómic en la que se proveen premisas interesantes como: ¿Qué tanto se puede vender y corromper el alma por dinero? ¿Cuánto es suficiente? ¿Cuál es el derecho que tengo para, por un fajo de billetes, hacer daño a mis seres queridos o a aquellos que ni siquiera conozco? El filme bordea estas situaciones en una forma superficial, aunque con algunos gags entretenidos en los que la química de la pareja sale a flote.

Una vez captada la atención de la pareja protagonista, con las nalgadas, los golpes, la depilación y demás accesorios fortuitos, la premisa termina por intentar expandir algunas situaciones innecesarias, tales como la aparición de algunos antagónicos, sin mucha fuerza y carisma, desembocando en una cacería por la tetera, que simboliza el éxito, el poder y vivir sin ninguna complicación por el resto de la existencia de cualquiera. Sin embargo, a pesar de no amarrar del todo los cabos expuestos, la cinta puede cumplir el deseo de pasar un rato desenfadado y sin complicaciones, pese a que la premisa se pudo haber explotado más.

Dirige:

Ramaa Mosley.

Actúan:

Juno Temple.

Michael Angarano.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red