LA JAULA DE ORO

COMPARTIR 
La Critica 09/05/2014 00:34
LA JAULA DE ORO

Por Adrián Ruiz Villanueva

En búsqueda de salir de la opresión y la miseria de la que se ve rodeado un trío de jóvenes, en esa delgada línea donde termina la infancia y comienza la niñez, deciden dejar sus respectivas viviendas, situadas en la zona 2 de Guatemala, para así alcanzar el tan anhelado sueño americano. En medio de trenes, viajes y una que otra peripecia se les une un chico indígena, el cual no es bien recibido por parte del líder de este grupo.

Una vez más el fenómeno migratorio vuelve a ser explorado tal y como se ha gestado en filmes como La vida precoz y breve de Sabina Rivas, ¿Quién es Dayani Cristal?, o Sin nombre, en los que todos han subrayado la negligencia de las fronteras latinas, no sólo en las estadunidenses, así como un factor en común: lo descorazonador del asunto.

Una travesía que podría ser el equivalente metafórico a las odiseas griegas, en cuanto a peligros, enemigos, acción y demás, es lo trazado bajo un lenguaje al estilo de documental, a su vez éste es aderezado por diálogos escuetos, los cuales a lo largo de la trama se irán tiñendo de sordidez, impotencia y crudeza. A lo largo de este viaje la naturaleza humana, en su expresión benevolente y maligna, se irá manifestando, por un lado hallamos a aquellos que ofrecen refugio e incluso comida a los más necesitados; por otro lado están aquellos seres ventajosos y desprovistos de humanidad, cuyas argucias desembocan en hacer más miserable al de por sí ya desprovisto migrante en búsqueda de una oportunidad; la trata de blancas es otro tema doloroso y latente presentado en el filme.

Paralela a la crudeza se halla muy de la mano la emotividad y la solidaridad, localizadas en los personajes principales, cuyos lazos se van estrechando cada vez más, y muy a pesar de uno de ellos, se concibe una amistad que se siente nítida, logrando empatía en el cinéfilo. Incluso, estos nexos, acompañados por las vías del tren, las fogatas, la convivencia y los atardeceres nos podrían remitir a Cuenta conmigo, cinta ochentera dirigida por Rob Reiner, en la que cuatro amigos van en busca de un cuerpo para ser reconocidos como héroes.

La jaula de oro mezcla dos miradas: por un lado la compasión y la amistad en el ser humano, por otro expone la sordidez y la crudeza de las situaciones capaces de envilecer y desproveer de humanidad a quienes rodean a los migrantes.

Dirige:

Diego Diego Quemada-Díez

Actúan:

 Brandon López. Rodolfo Domínguez. Karen Martínez.

Comparte esta entrada

Comentarios