CÉSAR CHÁVEZ

COMPARTIR 
La Critica 08/05/2014 00:00
CÉSAR CHÁVEZ

Por Adrián Ruiz Villanueva

Las injusticias hacia el sector agricultor, en el que sólo les pagaban dos dólares al día, es el parteaguas para tejer el tercer trabajo como cineasta de Diego Luna, en el que se percibe una preocupación latente sobre el trato, poco favorecedor, que recibe la clase obrera y agricultora, la mano de obra que lleva los alimentos a la mesa de los estadunidenses sin que nadie le dé la importancia que merece.

Ante las vejaciones y malos tratos hubo un hombre de ascendencia mexicana, César Chávez, quien alzó la voz en pro de los derechos de toda una comunidad, con una campaña de no violencia y que fue capaz de fundar la National Farm Workers Association (NFWA), la cual estableció un precedente para otorgar un trato y sueldo justo a los agricultores y sus derivados. El filme invita a la reflexión sobre cómo ha cambiado, si es que ha ocurrido, el trato hacia los trabajadores en Estados Unidos, también cómo la unión y comunión con una causa son fundamentales para generar cambios importantes.

Una figura poco explorada, tal vez por desinterés, a excepción de algunos trabajos audiovisuales como  La causa (Tres preguntas a César Chávez), dirigida por Arturo Ripstein, la cinta se esmera en subrayar la importancia de este hombre cuya obra ha sido equiparada con Gandhi o Malcom X, en el rubro de no violencia; sin embargo, además de todos estos lineamientos hay algo que le interesaba subrayar a Diego Luna: la relación entre padre e hijo. Dicho vínculo ha quedado trazado desde su ópera prima en rubros de ficción, Abel. Con respecto a ello, Luna es sincero: “Para mí es muy importante la relación con mis hijos. La paternidad cómo me ha cambiado. De repente siento que me cayeron muchos veintes, empecé a replantearme la relación con mi padre, por suerte tengo un trabajo que me permite hablar de lo que me ocupa y lo que me preocupa. Pues sí, es algo que tiene que ver con quien soy”, comentó en entrevista.

Con una narrativa ejecutada entre la ficción y el documental, el filme traza el contexto sociopolítico en el que se gestaron los incidentes; habrá alguna inconformidad por no incluir algunos sucesos, no permitidos por los tiempos del filme. Michael Peña labra un trabajo eficaz pero también hay personajes que se perciben un tanto desaprovechados como los de Helen Chávez o Dolores Huerta, esposa y activista cofundadora de la NFWA, interpretados por América Ferrera y Rosario Dawson, respectivamente. John Malkovich simboliza a la parte de los productores, pero también a la parte inmigrante de Europa, la cual posee más oportunidades para poder alcanzar el sueño americano. César Chávez es una cinta que alza la voz y se siente necesaria en estos tiempos.

Dirige:

Diego Luna

Actúan:

 Michael Peña, América Ferrera, y Rosario Dawson

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red