EL GRAN HOTEL BUDAPEST

COMPARTIR 
La Crítica 03/05/2014 00:33
EL GRAN HOTEL BUDAPEST
Por: Adrián Ruiz

Con su característica paleta de colores, sus planos bien cuadrados, en su parte estética, y ayudado por un sentido del humor, a veces absurdo, otras corrosivo, al estilo de cómic, acompañado por diferentes conflictos en sus personajes, es como Wes Anderson vuelve a reafirmar su talento y estilo con su más reciente filme.

A través de Gustave H. (Ralph Fiennes), la cinta nos envuelve en una intriga, con guiños a Agatha Christie, en la que un célebre conserje de un afamado hotel

europeo consigue la estima de sus huéspedes. Posee modales refinados y a su paso deja su olor característico proveniente de la loción L’Air de Panache, además de hacer felices a las mujeres de más de 80 años, pues después de probar los cortes finos, está consciente de que “gallina vieja hace buen caldo”. Además de todo esto, Gustave posee una ética incorruptible, la cual transmite a su discípulo Zero (Tony Revolori), quien funge como botones, amigo y compinche del protagonista.

Luego de la misteriosa muerte de Madame D (Tilda Swinton), los problemas de la herencia y sus herederos salen a flote, lo cual desemboca en una persecución con un multirreparto, casi todos utilizados en cintas anteriores de Anderson o, en su defecto, ganadores o nominados al premio de la Academia. Es así como aparecen Edward Norton, Willem Dafoe, Jude Law, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tom Wilkinson, Owen Wilson, Bill Murray, Jason Schwartzman o Saoirse Ronan, esta última, con un lunar con forma de México, quienes dan agilidad y peso a la trama y cuya presencia no entorpece el desarrollo de la cinta.

Aunque el reparto antes mencionado es elocuente y cada uno consigue buenos momentos, es Ralph Fiennes quien se lleva las palmas al ofrecer una sagaz y pícara interpretación donde la comedia y las situaciones están de su lado para embolsarse al público sin ninguna objeción. Un vibrante relato de la Europa de los 30, basado en escritos de Stefan Zweig, acompañado de un mundo exuberante y excéntrico, además de algunas reminiscencias a clásicos como Gran hotel, son capaces de dar frescura al cineasta, a pesar de poseer un sello característico.

      Dirige:
  • Wes Anderson.
     
Actúan:
  • Ralph Fiennes, Jude Law y Edward Norton.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red