Hijo de Dios

COMPARTIR 
La Crítica 14/04/2014 00:00
Hijo de Dios

Por Adrián Ruiz

Curaciones, milagros, predicar la palabra del señor, son hechos que le dieron el título de mesías a Jesús de Nazaret. Todo en medio de hechos que dejaron perpleja a la gente, como caminar sobre el mar, la multiplicación de los panes, el no juzgar, entre otras acciones ilustres, acontecimientos sustentados en el Nuevo Testamento, convirtiéndolo en el símbolo de muchas religiones, en las que predomina la católica. Ahora su vida y obra vuelve a ser tema de conversación en una nueva versión fílmica, basada en la serie La biblia, la cual constó de diez capítulos y fue emitida por History Channel.

Además de la vida de Jesús, el filme tiene prefacios del antiguo testamento, como lo hecho por Noé o Moisés. En el apartado de Jesús, presentado en una forma reiterativa, sin ninguna novedad y hasta propagandísticamente, se puede vislumbrar, con todos los pecados de edición y continuidad, hechos como su nacimiento, el momento en el que escogió a sus apóstoles diciéndoles “Venid conmigo y os haré pescadores de hombres”, sin embargo, la narrativa no consigue pescar a ningún amante del cine en su totalidad.

Incluso se perciben algunas tomas similares a la serie en la que se basa, lo que nos llevaría a pensar que en algunas escenas se hizo el llamado copy paste.

Diogo Morgado, catalogado como el Jesús más sexy del cine, ofrece una imagen capaz de seducir y generar empatía física, pero en cuanto a la complejidad que definió su vida y destino, el portugués queda a deber, bastaría echar un vistazo a filmes como El Evangelio según San Mateo o La última tentación de Cristo, donde se ejemplifica a la perfección. Mención aparte merece el episodio de la crucifixión, incapaz de ser verosímil en pleno siglo XXI, donde otras cintas que datan de hace más de 50 años, como Rey de reyes, lucen más reales que este filme, que termina siendo complaciente, obvio, nada atractivo y majestuoso en servicio del hijo de Dios, cuya pasión y muerte representa, para más de uno, el perdón de los pecados del hombre, cuyo precio obedeció al sacrificio de un ser que jamás pecó.

Dirige:

Christopher Spencer.

Actúan:

Diogo Morgado y Roma Downey.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red