¡Madres! Def: ¿La habrá?

Quiero felicitar a todas esas personas que tienen Madre, la lleven donde la lleven

COMPARTIR 
Julia Neumann 09/05/2014 00:18
¡Madres! Def: ¿La habrá?

A toda madre, qué madriza, Mamaciiiitaa, no tienes madre, ni madres, qué poca, qué mucha...

¡Madre mía!, la tuya, la nuestra. La que nos inspira a entonar al unísono un agradecimiento por su vida, su amor y su espacio... Por ser guerrera invencible y luchadora incansable; la que porta un nombre común, que sumándole dos simples letras pesa más que un nombre propio...

Ya lo dice Dennise al final de su canción: Su nombre: “mi madre”. ¡No tengo madre! Literalmente, aunque sólo aplica en el sentido físico, porque justamente ella vive en mí. Yo soy su trascendencia.

Hoy, más que felicitar anticipadamente a esas mujeres que han tenido la bendición de dar vida y con ello asumir instintivamente el compromiso de amar incondicionalmente hasta lo más profundo de la médula, quiero felicitar a todas esas personas que tienen madre, la lleven donde la lleven, de la mano al parque, o, como yo, en un espacio propio en nuestro corazón.

A ti te felicito por haber contado con ese regalo mágico que es de todos el mejor refugio: los abrazos de una madre. Te felicito por contar con una mirada siempre fiel, siempre amorosa, siempre pendiente.

Muchas felicidades porque has tenido la gran suerte de contar con alguien que te muestre los buenos modales para la vida y te enseñe con paciencia con cuánto interés debe abordarse una conversación de sobremesa.

Qué alegría saber que hay otro ser humano que no sólo confía en que puedes llegar a ser astronauta, sino que sonríe cuando ve la Luna y te imagina con todo y bandera parado sobre ella.

Qué deliciaaa tener una desinteresada consejera, una guía de ese turismo que nunca tiene temporada baja: ¡el existencial! Una historiadora de tu árbol genealógico, con doctorado especializado en tu niñez. Tienes una sicóloga, diseñadora, pediatra, confesora, cocinera (aunque sea de quesadillas y hot cakes).

Felicidades porque, aunque para muchos ojos miopes seas feíto, para ella siempre serás hermoso. Qué maravilla tener madre y que de su boca salgan este tipo de oraciones sinceras:

“Mi hijita, tu estás para escoger, no para que te escojan”. Jajajajajaja, en esto último algunas sí no tienen madre; pero no dejo de pensar que está de poca madre que para alguien seamos tan únicos, tan especiales, tan importantes, tan, tan, tan.... de ellas.

Comparte esta entrada

Comentarios