El Mundial en la TV es un negocio

Altas audiencias logran las transmisiones de los encuentros de Brasil 2014 en el mundo.

COMPARTIR 
Juan Carlos Cuéllar 10/07/2014 00:03
El Mundial en la TV es un negocio

Los eventos deportivos también son una buena oportunidad de las televisoras en el mundo para lograr audiencia y, por supuesto, ganar en publicidad. El Mundial de Futbol de Brasil 2014 no ha sido la excepción, con coberturas y transmisiones especiales de las señales internacionales quienes se lanzan con todo para convertirse en las preferidas del público. 

Traigo esto a colación porque las transmisiones de las semifinales provocaron algunas situaciones dignas de comentar. Por ejemplo, la señal del partido en el que Alemania apabulló a la selección de Brasil logró, sólo en el país teutón, 32.57 millones de televidentes, convirtiéndose en un récord para aquel país. Pero las altas audiencias también se repitieron en varios países.

La segunda semifinal, entre Argentina y Holanda, provocó que los números se elevaran en las emisiones en México. Sin embargo, hubo muchas protestas por parte del público a través de las redes sociales, después de que en Televisa cortaron la señal en su canal estelar para incluir la telenovela La gata, por lo que el público que quería ver los tiempos extra y luego los penales, lo tuvo que hacer en el Canal 5, en algo que, sin lugar a dudas, se trata de una falta de respeto para quien eligió su transmisión.  

Pero es tal la expectación que provocan en el mundo las transmisiones de estas justas deportivas, que en el caso de Brasil 2014, la empresa Adidas espera capitalizar la publicidad de sus productos (balones, playeras, zapatos, etcétera) en más de tres mil millones de dólares.

La audiencia para la transmisión de la final del próximo domingo se espera que se acerque a los 800 millones de personas. Esto después de que el Mundial de Alemania, en 2006, logró 715 millones, y la de Sudáfrica, en 2010, estuvo alrededor de los 750 millones de personas. Este último encuentro mundialista de la anterior justa deportiva logró, tan sólo en Estados Unidos, 15.5 millones de televidentes.

Es un hecho que las actividades en las oficinas y en las escuelas se detienen para que el público pueda disfrutar de estas transmisiones televisivas. Por ejemplo, la transmisión del encuentro final de la Champions entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid obtuvo 11 millones de personas. Tal atención captan estas transmisiones que incluso los comerciales llegan a alcanzar un costo de hasta 200 mil dólares. Dame tu opinión.

                juan.cuellar@gimm.com.mx

                Twitter: @Jc_Cuellar

Comparte esta entrada

Comentarios