Alejandro disfruta de la vida

El Potrillo concluyó sus presentaciones en el Auditorio Nacional junto con sus hijos y su novia.

COMPARTIR 
Juan Carlos Cuéllar 12/06/2014 00:12
Alejandro disfruta de la vida

Tener la aceptación del público con su show en vivo, cerrar la gira de forma exitosa y poder compartir con su familia y su pareja es el sueño de cualquier artista. Y esto es justamente lo que vivió Alejandro Fernández al concluir la serie de nueve presentaciones que tuvo con llenos totales en el Auditorio Nacional. 

Fui invitado para disfrutar del show de El Potrillo, lo cual agradezco enormemente, y pude disfrutar de un espectáculo renovado, con una calidad y producción impecables, en los que el cantante ofrece algunos temas de su nuevo disco y, por supuesto, muchos de los éxitos que lo han encumbrado en el mundo.

Para lucir con su banda y con el mariachi, se utilizan en el show más de 80 toneladas en equipo, con modernas estructuras y más de 300 luces robóticas, con un diseño en Bélgica y cristalizado por uno de los expertos del Cirque Du Soleil, según me explicó el mismo Alejandro al platicar con él en su camerino.

El Potrillo estaba tan emocionado, que me confió que descansará un mes, tiempo que aprovechará para disfrutar del Mundial de Futbol de Brasil 2014, para después iniciar una gira por España, Centro y Sudamérica, en la que utilizará la misma producción del Auditorio Nacional y que le valió ganar en Alemania el Premio Mundial al Diseño de Iluminación y Tecnología.

En su camerino, Alejandro estaba acompañado por su novia Karla, a quien, por cierto, le dedicó en el show un tema sin poder ocultar las lágrimas.

Dijo estar muy enamorado y disfrutando del momento que está viviendo.

Las gemelas Valentina y América, de casi 16 años, y Emiliano, de 14, acompañaron a su famoso papá y disfrutaron del espectáculo acompañados de sus amigos.

Como el mismo Alejandro comentó, “son la nueva generación de los Fernández y estoy orgulloso de ellos.”

juan.cuellar@gimm.com.mx

Twitter: @Jc_Cuellar      

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red