Gabino traidor

Gabino Cué ha sido despojado de su liderazgo. Está secuestrado por las hordas de la CNTE y nadie está dispuesto a pagar por su rescate

COMPARTIR 
José Cárdenas 23/12/2013 00:13
Gabino traidor

¿Quién gobierna Oaxaca? Si quedaban dudas, Gabino Cué se encargó de disiparlas. Este Monje lo percibía sensato e inteligente; se equivocó.

La actitud del gobernador al castigar a quienes cumplen —y a quienes no, pues no— demuestra cómo las cualidades que lo llevaron a gobernar, se diluyen en un espeso mole… negro.

Gabino Cué ha sido despojado de su liderazgo. Está secuestrado por las hordas de la CNTE y nadie está dispuesto a pagar por su rescate.

Desde un rincón, el góber amenaza a los maestros antiparistas de la Sección 59 del SNTE; lanza un ultimátum: tienen 30 días para abandonar las escuelas tomadas durante el conflicto con la rijosa Sección 22 de la CNTE, de lo contrario, todo el peso de la ley caerá sobre sus cabezas.

Gabino desafía, no sólo a los integrantes del SNTE, también da un palo a los padres de familia opuestos al chantaje y la violencia generada por la CNTE. Se hace de la vista gorda ante la creciente confrontación entre tutores y rijosos; pretexta falta de policías para custodiar las 500 escuelas en disputa… y deja volando a siete mil 500 niños quienes a duras penas recibieron clases en los últimos tres meses.

–¿Qué intereses estarán por encima del legítimo derecho de tantos niños a recibir la oportunidad de educarse? ¿No es ésa una razón primordial? ¿Trabaja Gabino para asegurar su futuro político (¿?) y el de la izquierda?

—¿Primero los vándalos de la CNTE y después, mucho después, los alumnos? ¿Hay mayor traición que esa?

Cué renuncia a su autoridad… y demuestra el tamaño del miedo.

Todo indica que para Gabino nada puede estar por encima de los acuerdos y privilegios del grupo de presión disfrazado de movimiento social que mama —a placer— gran parte de los casi 70 mil millones de pesos destinados anualmente a la educación oaxaqueña.

Las demandas de padres y madres de San Pedro Mártir, San Juan Mazatlán, San Jacinto Amilpas o cualquier otra comunidad harta del abuso, son ignoradas o peor, combatidas desde el Palacio de Gobierno.

Quienes votaron por Gabino Cué para castigar al PRI por el desastre de Ulises Ruiz, ahora lo lamentan... y se la mientan. Están indefensos. Por encima de la voluntad democrática hay fuerzas mucho más poderosas que se atreven donde el gobernador no puede.

Pobre Oaxaca, pobre gobernador… cuánto cinismo.

Purgatorio: la atmósfera de felicidad del pasado viernes en el salón de la Tesorería —en Palacio Nacional—, se vio empañada por algo llamativo, pero a fin de cuentas intrascendente: un manifestante solitario logró vencer la vigilancia del Estado Mayor Presidencial, cuya habilidad para poner rejas y más rejas por todas partes no corre pareja con su capacidad para detectar intrusos, excepto cuando su conducta los delata. Pero para eso estaba ahí el joven Daniel Michel Blázquez Aguilar quien a gritos le reclamó al Presidente la ausencia de una consulta en materia petrolera. —¿Por qué no nos pidió opinión?—, fue su principal queja. No había terminado de decirlo cuando ya lo habían apañado. Una de dos o el tipo es muy hábil o la seguridad muy porosa, por decir lo menos. El problema no es el exabrupto del gritón sino la falla de la seguridad. La presencia del joven demuestra no sólo su determinación sino lo endeble del “dispositivo”, como le llaman los cursis. Obviamente debe haber una cifra de arrestados y castigados en el EMP... y como resultado, pagarán justos por pecadores: los primeros en resentir los efectos del endurecimiento de la guardia presidencial, serán los reporteros de a de veras…

                josecardenas.com.mx

                Twitter: @JoseCardenas1 

Comparte esta entrada

Comentarios