Nada ni nadie me detendrá en esta lucha

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 10/07/2014 00:00
Nada ni nadie me detendrá en esta lucha

La protección y defensa de los derechos de los animales es algo en lo que creo firmemente. Ello forma parte de mi actual forma de pensar y de conducirme como ser humano, y por eso es que cada año que pasa, desde hace 15 que soy ecologista y participo activamente en el Partido Verde, he ido evolucionando en esta ideología para mejorar y así lo seguiré haciendo por el resto de mi vida.

A través de estos años ha cambiado mi manera de ser y he aprendido muchas cosas que ahora practico cotidianamente, porque creo en la ecología como una manera de vivir en armonía y respeto con uno mismo, con todos los seres vivos y con los elementos de la naturaleza. Por eso amo la vida, respeto a los animales, practico la paz y evito la violencia, trato de actuar con humildad y honestidad, hago ejercicio y procuro que la gente con la que convivo también lo haga.

En ese sentido, ahora que tengo una misión como legislador y representante popular, debo llevar este mensaje y compromiso a toda la sociedad, porque estoy convencido de que a través de estos y muchos otros postulados ecologistas es como lograremos que la especie humana permanezca en armonía con la Tierra.

Proteger el medio ambiente y defender a los animales es a lo que los ecologistas nos dedicamos, pero sabemos que hay otras maneras de ser y de pensar y las respetamos cabalmente. Nunca utilizaremos la violencia o la intimidación para imponer nuestras creencias, pero siempre exigiremos lo mismo a los demás.

Por eso, ahora que nos encontramos encabezando a millones de personas que quieren hacer respetar los derechos de los animales y que no están de acuerdo en que se les utilice en espectáculos públicos como los circos, les quiero decir a todos aquellos que no comparten esta idea, que es tiempo de evolucionar y de entender que lo que antes era diversión y entretenimiento para los seres humanos, ahora sabemos que ello implica sufrimiento y maltrato para los animales.

Podemos debatir y exponer nuestras razones, pero nunca estará dentro de las reglas del juego el utilizar las amenazas o la intimidación contra nuestra persona o la integridad de nuestras familias como medio de convencimiento. A esto se recurre  solamente cuando los argumentos faltan para dar paso a las descalificaciones y afirmaciones que hacen juicios de nuestra persona sin fundamento utilizando nuestras acciones pasadas o las de nuestros seres queridos. 

Si yo, mi familia y millones de personas han cambiado en todo el mundo para hacer de este planeta un mejor lugar para vivir, todos podemos cambiar. Avancemos, evolucionemos, establezcamos un trato respetuoso y justo entre nosotros, hagamos de la cooperación una conducta habitual y respetemos a los animales para lograr integrarnos como sociedad a la naturaleza en beneficio de todos.

*Coordinador del Partido Verde en la ALDF

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red