Agua para el futuro, acierto del GDF

Se reforzarán las políticas públicas de captación de agua de lluvia.

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 27/03/2014 00:00
Agua para el futuro, acierto del GDF

El pasado martes el doctor Mancera dio a los capitalinos una de las mejores noticias de los últimos años: presentó su plan para la sustentabilidad hídrica de la Ciudad de México y afirmó que para 2018 habrá una cobertura de agua potable de ciento por ciento.

 Este plan denominado “Agua para el futuro” incluye la rehabilitación de tres mil 115 km de tuberías para el suministro con el propósito de evitar fugas del vital líquido, mismas que representan 40% del agua que se pierde. Además se construirán 19 plantas potabilizadoras y 16 más serán rehabilitadas, así como 39 pozos de absorción y 18 presas de gaviones en suelo de conservación. Todo ello sin dejar de mencionar que se reforzarán las políticas públicas de captación de agua de lluvia en los nuevos desarrollos inmobiliarios y en los edificios públicos.

Pero lo más importante es que todo ello estará plasmado en una ley que garantizará que todas estas acciones se lleven a cabo aun más allá del presente sexenio, es decir, que independiente de quién esté al frente de los próximos gobiernos, el proyecto continuará.

Lo anterior claramente pone de manifiesto nuevamente el compromiso del jefe de Gobierno con la sustentabilidad del Distrito Federal, así como su visión de largo plazo, que lo convierte en un verdadero estadista. Esto porque, no obstante, la importante inversión que hará de diez mil millones de pesos, lo que se necesita para evitar que en 2025 haya una terrible crisis por falta de agua en dos de cada tres hogares de la capital del país, son casi 200 mil millones.

Ya en este mismo espacio hace casi un año dábamos cuenta de la necesidad de reorientar las políticas públicas en materia de agua desarrolladas por las anteriores administraciones y mencionábamos la urgencia de que éstas se enfocaran, principalmente, en solucionar las fugas de las redes de suministro, en la instalación generalizada de medidores y en la utilización de accesorios de bajo consumo por parte de los consumidores. También para detectar y castigar las tomas y pozos clandestinos, y para fomentar la utilización de agua tratada en los servicios que no están destinados al consumo humano, sólo por mencionar algunos.

Por eso es que desde hace varios años también hemos pugnado por la descentralización del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, con la intención de que cuente con mayores facultades (para hacer más eficiente el servicio que presta) y con más presupuesto (para la construcción y mantenimiento de los sistemas de abastecimiento y drenaje).

Estoy seguro de que todo esto será una realidad en muy poco tiempo y que la iniciativa del jefe de Gobierno se aprobará con las importantes aportaciones que todos los partidos hemos venido realizando. Y es que no hay otra opción: o recomponemos el camino y establecemos las bases para garantizar la solución de los problemas actuales, o condenamos  a los ocho millones de habitantes del Distrito Federal a un futuro sin agua y, en consecuencia, sin vida.

                *Coordinador del Partido Verde en la ALDF

Comparte esta entrada

Comentarios